Siria y Líbano,  grandes consumidores de la yerba mate en Medio Oriente


Lic. Mohamed El Mouradi

La yerba mate es extraída de la hoja de un arbusto de gran talla, cultivado desde hace siglos en regiones tropicales de América del Sur y que luego es convenientemente secada, triturada y almacenada antes de su consumo.

Al igual que el té, el mate es una “infusión social” porque, a pesar de tener un gusto amargo, endulza las tertulias, encuentros familiares y amistosos y, compartirlo, es  símbolo de comunicación y compañía.

Generalmente, la planta del mate es cultivada en varias zonas de América Latina pero su consumo llega a latitudes en ocasiones muy lejanas. La Yerba que se comercializa, por ejemplo, en Siria y en el Líbano sale exclusivamente de Argentina.

En Medio Oriente, esos dos países son considerados como grandes consumidores del producto argentina, introducido en los hábitos sociales de los sirios y libaneses por los inmigrantes y familiares de inmigrantes a su regreso al país de origen.

Este dato lo corrobora el hecho de que, en el año 2012, el país de los Cedros, tercer importador del mate a nivel mundial, adquirió en Argentina cerca de 1.500 toneladas sólo a efecto de abastecer la capital Beirut.

Por su parte, Siria es el primer importador de la Yerba y adquiere anualmente en Argentina alrededor de 24.000 toneladas, y ese flujo comercial no parece afectado por el conflicto bélico que se vive en el país árabe, ya que los bandos en la contienda, ambos siguen solicitando la Yerba.

Es curioso ver cómo en el Monte Líbano, los lugareños degustan a diario el mate argentino, logrando convertir este hábito hogareño en una tradición local.

Un argentino tomando mate

Un argentino tomando mate

Por otro lado, se observa que gran parte de la población económicamente activa, que reside en la ciudad libanesa de Baruk tiene por costumbre tomar un tiempo de descanso durante la jornada laboral para tomar mate con una especial predilección por la marca Amanda de sabor más suave.

Y es inconcebible ver llegar visitas a casas en el Monte Líbano sin pensar instintivamente en preparar y servir el mate porque una vez se toca la puerta, empieza el ritual, el cual implica tener lista la calabacita (recipiente) conteniendo la Yerba, la “bombilla” bien colocada y unos bizcochitos, todo para amenizar las lindas tardes mediterráneas.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web