Seis agentes son pocos para tanta asistencia

El Sahara y las elucubraciones de un mamarracho converso brasileño


 

Por Lic. Marco Aurelio

El “Centro brasileiro de solidariedade aos povos e luta pela paz” (Cebrapaz) tiene muy mala suerte al llegar demasiado tarde al “reparto de cajitas” argelinas por la “solidaridad con el pueblo saharaui”. Y en vez de garrafas sólo le tocaron mamaderas.

Aún así, los dirigentes de la ONG brasileña, en particular su impresentable coordinador regional en el Distrito Federal, Marcos Tenorio, hacen méritos para aparecer como los nuevos padrinos y campeones defensores de los “derechos de los saharauis”, hablando además, “en nombre de los movimientos sociales brasileños”.

Pero no fue únicamente por una grasienta mamadera que el coordinador Marcos Tenorio o mejor dicho el converso rebautizado “Sayid Ahmed”, aceptó viajar el pasado mes de febrero a tierras africanas y pasear su chiita barba entre los campamentos administrados por el Frente Polisario en Tinduf, en el Suroeste argelino.

Durante su estancia de una semana en el desierto argelino, Sayid Ahmed ha podido estar, según sus propios dichos, con dirigentes del Frente Polisario y hablarles “de la ayuda del Cebrapaz y de los movimientos sociales brasileños para acercar a los gobiernos de Brasil y de la RASD».

Sayid Ahmed, sunita para unos y chiita para muchos, pero en todo caso anti-marroquí, se atrevió últimamente a intimidar, usando su cuenta Facebook, a los que no comparten sus puntos de vista, acusándolos de “provocadores” y “agentes secretos”, exigiendo, ni más ni menos, que el propio “embajador Mauro Vieira, ministro de Estado de asuntos exteriores” tome cartas en el asunto.

Según el personaje, chiita o sunita, pro-iraní o pro-argelino, su ONG organizó en Sao Paulo un acto solidario con el Sahara Occidental pero “cuando el debate dio inicio, el recinto fue copado por cerca de seis agentes del servicio secreto marroquí disfrazados de miembros de un organismo bilateral de comercio que, intentaron perturbar el evento, algo recurrente en esos agentes del monarca marroquí”.

¿No se habrá equivocado de velatorio? ¿No habrá confundido los colores? A lo mejor había muchos más de esos musculosos y detestables “agentes del servicio secreto marroquí” para contener la decena de personas, entre asistencia y periodistas, que el Cebrapaz logró juntar para su “acto solidario”, pero Sayid Ahmed sólo sabe contar hasta seis.

Frente a tal peligro, Sayid Ahmed hace un llamado “a todas las personas que defienden la libertad y el respecto a nuestra soberanía a enviar e-mails y correspondencia al ministerio de asuntos exteriores de Brasil, rechazando la intromisión de agentes al servicio y a sueldo de la embajada de Marruecos en las actividades de entidades brasileñas legalmente constituidas”.

Pucha amigos del terror universal. Tomen nota. en Brasil hay espías marroquíes por doquier. Pero ¿quién es quién en ese juego de camuflaje? ¿Es Marcos Tenorio, Sayid Ahmed o como se le llame un verdadero patriota brasileño o un insignificante agente que espía a sus propios compatriotas musulmanes por cuenta de gobiernos de Medio Oriente?

El personaje se equivocó al acusar de “agentes a sueldo” a los que no lo son. Es cierto que se apresuró a borrar su mensaje en Facebook cuando le empezaron a llover las críticas pero echarse atrás y retirar las amenazas no alcanza. Debe responder por sus dichos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web