Larbi Messari en el Coloquio Euro-Magrebí: Educación, cultura e intercambios, base de la comprensión y tolerancia, organizado en 1996 por la Asociación de Periodistas europeos (APE)

El hispanismo marroquí pierde uno de sus grandes referentes


Ayer, sábado 25 de julio de 2015, nos dejó para siempre Mohamed Larbi Messari, uno de los grandes referentes del hispanismo marroquí, personalidad de la vida pública, político, luchador sindicalista y parlamentario, periodista, escritor, pensador, intelectual, diplomático y ministro.

Nacido en Tetuán, el 8 de julio de 1936, el experto en relaciones hispano-marroquíes fue también embajador en Brasil, ministro de la Comunicación, miembro de la ejecutiva del Partido Istiqlal, jefe de su grupo parlamentario, director del prestigioso periódico Al Alam, secretario general del Sindicato Nacional de la Prensa Marroquí y presidente de la Asociación de Periodistas Marroquíes de Expresión Española.

Autor de numerosos libros y ensayos sobre política, historia y literatura, fue secretario general de la Unión de Escritores de Marruecos durante tres mandatos y miembro del Patronato de la Fundación Tres Culturas, con sede en Sevilla.

Mohamed Larbi Messari es uno de los más destacados escritores e intelectuales de Marruecos, un país árabe y africano que forma parte de la gran comunidad lingüística hispana y donde más de seis millones de personas se expresan el idioma de Cervantes. Él mismo, y con gran sencillez, nos ayuda a acércanos a esta realidad poco difundida en América Latina en la interesantísima entrevista que le realzó en diciembre 2010 nuestro colega, el escritor tangerino Mokhtar Gharbi, y que damos a continuación en homenaje póstumo al entrañable amigo.

Notilamar

Sigue a continuación la entrevista a Larbi Messari realizada por el periodista Mokhtar Gharbi:

P: ¿Cómo ve Usted el panorama periodístico entre los dos países vecinos (Marruecos y España), a la luz de los acontecimientos ocurridos en Laayoune el pasado día ocho de noviembre y cómo analiza la reacción de la prensa española, que ha producido una polémica sobre el tratamiento de los asuntos marroquíes en la prensa vecina?

R: La ideología ha matado al profesionalismo. En el tratamiento de la totalidad de la actualidad marroquí, la prensa española se vislumbra una cierta agenda que obedece a criterios muy lejos del respeto al lector. Los españoles no saben, porque su prensa no les has informado correctamente, que al menos cinco mil residentes de Tinduf se han trasladado a Marruecos, no saben que el proyecto de Autonomía presentado por Marruecos está atrayendo cada vez más apoyos. Nada se ha publicado en España sobre el caso de Mustafa Uld sidi Mulud.

Para dicha prensa no se trata de informar al lector de la realidad marroquí, sino de divulgar un discurso parcial. Es como ocurría en el inicio del siglo XX. Todo esto me parece como una tentativa de regenerar un africanismo renovado. El objetivo es el mismo, pero con nuevos ingredientes. Pocas voces, poquísimas, se han lanzado a explicar las cosas como son. Tal como pasaba antes, cuando Azorin, Ortega, y Américo Castro, formaban una minoría aislada.

P: En relación con los asuntos de Marruecos, especialmente en el tema de Sahara, está demasiado claro que la opinión pública española ha sido y es manipulada por la prensa española, a su juicio ¿Cuáles son las auténticas razones de esta “rebeldía periodística”, no solo contra Marruecos, como Estado, sino también contra los marroquíes como pueblo?

R: Se ha manifestado claramente una falta tremenda de respeto a los marroquíes como pueblo. Es un ejercicio que refleja un complejo de superioridad y rencor atávico. Es uno de los aspectos de la falta de madurez política.

P: En un análisis suyo, sobre las relaciones entre España y Marruecos, dice Usted: “El primer factor que determina las relaciones entre Marruecos y España es la vecindad. En la Edad Media formaban El Occidente Musulmán, que se manifestaba como una entidad cultural, distinguida por su arquitectura, gastronomía, música, caligrafía y vestimenta. Incluso llegaron a formar una misma entidad política. Sin embargo, a pesar de compartir un mismo espacio, cada uno ha ido adquiriendo por separado su propia memoria ¿Por qué y cómo han llegado a este “nivel”, yo diría de odio?

R: La animosidad contra Marruecos tiene un calendario. Cada equis tiempo, en cada año se renueva el ejercicio siguiente: En la primavera en toda la geografía española se festeja “moros y cristianos” en lo cual se recuerda el moro contra el cual se ha luchado durante siglos en la península. En todo aquel folklore se trata esencialmente del moro marroquí. En el verano comienzan las pateras y de nuevo se ofrece la ocasión para asimilar todo el fenómeno a Marruecos, a pesar de que la mayoría de los clandestinos de los últimos años vienen de Argelia. Luego llega septiembre, cuando aparecen los formidables tomates que produce Marruecos, y de nuevo es una ocasión para maldecir el eterno foco de todos los males de España, que es Marruecos. El año entero está programado para insistir en la doctrina que se fundamenta en que todo el peligro viene del Sur.

P: Por iniciativas marroquíes, España pasó del duodécimo lugar en la lista de los socios económicos, en 1976, a ser el segundo socio comercial y económico de Marruecos en la actualidad. Esta realidad se nota al nivel económico ¿Por qué España se quedó retrasada, respecto a Francia, en el ámbito cultural, en relación con Marruecos?

R: España podía haber conseguido muy fácilmente ser el primer socio económico de Marruecos desde la Independencia, por el mero hecho de haberse puesto al lado de los marroquíes cuando Francia había desterrado a Mohammed V en 1953. Pero Franco no ha sabido sacar provecho del inmenso capital de cariño que tenia España en el imaginario marroquí. En seguida se distinguió con una postura anómala, preconizando que Marruecos aún no estaba preparado para la Independencia y mucho menos para un “régimen de partidos “, (léase, régimen democrático).

Luego se empeñó a evitar el arreglo en su momento de los litigios territoriales pendientes hasta hora. En cada nueve años teníamos un conflicto. Todo el periodo post- intendencia fue abarcado por conflictos, en vez de responder al franco convite que le hicieron los marroquíes desde el primer momento, a cooperar estrechamente en lo económico y cultural. Al régimen de Franco le faltaba una visión. Mohammed V y Hassan II no han cesado en ofrecerle propuestas concretas en el sentido de crear unas relaciones mutuamente fructíferas. Cada reivindicación territorial marroquí era considerada por Franco como una “agresión”.

P: Existía o se hablaba de un proyecto de instalar en Tetuán una emisora de TV, que cubre todo el norte de Marruecos y todo el sur de España. Con el fin de difundir diariamente una programación bilingüe en árabe y español para afianzar los lazos culturales. ¿Qué ha sido de este proyecto?

R: Los españoles no consideran a Marruecos como un socio con el cual se puede tratar de igual a igual. Aquella idea de la TV fue una propuesta concreta de Hassan II en 1992, con el objetivo de montar una obra común con el fin de tratar conjuntamente problemáticas comunes llegando a crear una sensibilidad y un lenguaje comunes entre españoles y marroquíes.

El proyecto consistía en crear un canal televisivo en Tetuán, que iba a cubrir todo el norte de Marruecos y el sur de España, emitiendo en español y árabe. Cuando evoqué, seis años más tarde, el proyecto con la entonces ministra de cultura, la Sra. Aguirre, ésta había comentado que para qué una nueva emisora si las españolas se captan  fácilmente en Marruecos. La parte española no comprendía el verdadero significado de dicho proyecto.

Era algo semejante al proyecto de Medi1 con los franceses, me refiero a la emisora bilingüe que en la actualidad se convirtió en una referencia en la cuenca del Mediterráneo occidental, con más de 25 millones de oyentes. Los franceses, si, que consideran a Marruecos como un socio digno de respeto, por eso consiguen concluir acuerdos de calidad.

P: Usted dijo en una ocasión que “Se ha comprobado que para Madrid, Marruecos no se considera aún un socio digno de respeto. En el ámbito económico quizá, pero en lo cultural no se considera que esté a la altura para poder montar con España, desde la igualdad, un proyecto cultural común. Esta decepción me incita a lanzar este juicio. ¿Sigue Usted pensando de la misma manera sobre todo, en luz de las dificultades que reinan en las relaciones, desde hace años, la expulsión de los moriscos, la ocupación de Ceuta y Melilla en el siglo XV, la Guerra de Tetuán (1860), la Guerra del Rif (1923-1926), la Guerra Civil española (1936), la ocupación del Norte y del Sáhara (1912), el incidente de Perejil, y últimamente los acontecimientos de 8/11?

R: Yo considero, no obstante, que con la integración de España en Europa la opinión pública española se adaptará a la visión que prevalece en la Unión Europea con respecto a Marruecos, o sea, admitiendo objetivamente que Marruecos es un socio y aliado natural. En los litigios con Marruecos, España encuentra ciertas dificultades para salir de un cierto aislamiento.

Todo el mundo occidental está consciente de que Marruecos es un elemento esencial para la seguridad de la región. Marruecos está ejerciendo este papel desde más de cuatro siglos. Justamente es con España que hemos logrado construir una amistad firme y fructífera. Cuanto más integración europea, mejores serán las relaciones con España. O sea más objetiva y consecuente. Vea con qué facilidad se desarrolla el dialogo sobre la pesca con Bruselas. De otro lado, todo indica que con la España democrática será posible más aún, tejer unas relaciones sensatas. Falta educar la opinión pública al norte de Tarifa, para aceptar las realidades de nuestra era.

En un momento dado, hubo un secretario de Estado de pesca, en España, (fue el Sr. Miguel Aldasoro), quien dijo a los pescadores españoles, muy convencidos de unos supuestos “derechos históricos” en aguas marroquíes, que esas aguas ya pertenecen a un Estado soberano y que esa realidad se debía respetar. Desde entonces comenzamos a abordar el tema de la pesca de manera racional, mediante acuerdo negociado transparentemente.

Ahora cabe explicar a unos arrogantes diputados de Izquierda Unida que Marruecos es un Estado soberano y hay que respetar esta realidad por mar, tierra y aire. Sin embargo, es debido subrayar que los que tienen la facultad de decisión estratégica y económica en España, y también el partido que está en la Moncloa, saben lo que representa Marruecos para España y para Occidente. Habrá que transmitir esta idea a las masas, educándolas con una paciencia pedagogía.

P:  Usted ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Marroquíes de Expresión Española APMEE, que ha sido constituida por algunos periodistas marroquíes de habla hispana, el uno de noviembre de 1981. Nuestro colega Said Jedidi, dijo que “la vida de esta asociación fue muy efímera ya que cerró tres años después de su apertura. A nuestro juicio fue víctima de una negligencia del entonces director general de EFE, José María Ansón y del entonces embajador de España en Rabat, el malogrado y difícilmente igualable, Alfonso de la Serna, entre otros”. ¿Qué suponía este hecho de la constitución  y a qué se refería Jedidi con que la asociación fue víctima de una negligencia de los citados responsables?

R: Lo que yo sé es que ambas distinguidas personalidades habían apoyado con mucho cariño aquella iniciativa. Hay que recordar que en ese periodo, yo fui nombrado embajador en Brasilia, Chakkor, desde Madrid se ocupó de la oficina de la MAP, quedando Said Jedidi solo en Rabat. Luchó para mantener l’Opinion Semanal, que sobrevivía como único vehículo hispano en Marruecos. Durante años llego a formar alrededor de aquella iniciativa un equipo de francotiradores. Simón Levy de su lado fue absorbido por las tareas de su partido. Y es así como la Asociación perdió fuerzas.

En la actualidad el grupo de periodistas hispanófonos en diversos órganos escritos como audiovisuales ya son numerosos. Pueden formar en el seno del SNPM una formidable filial.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia