Argelia: el colapso económico y el riesgo de otra tragedia migratoria


Por My Ali Zwin

Hace cuatro años atrás nadie podía imaginarse que un país como la milenaria Siria, cuna de la civilización árabe, se convertiría en un infierno o que millones de su gente se verían obligados a abandonar sus hogares y a ser tratados como se les trata hoy en Europa.

De ahí que se requiera una necesaria e indispensable reflexión en torno a la situación que se vive en otras zonas del mediterráneo como Argelia o Egipto, dos países que no están a salvo de otra crisis migratoria, aunque de distintas características que las de Siria o Libia.

La pregunta obligada es ¿cómo reaccionarían los europeos, que siguen viviendo en un mundo irracional, si a la actual tragedia migratoria se le suma otra barbarie de grandes proporciones en países de las dimensiones de Egipto o Argelia, cinco veces más poblados que Siria?

Es cierto que en el caso egipcio, varios actores, internos como externos, intervinieron para la desactivación del polvorín dejado por el estallido de la Primavera árabe. ¿Merecería la  Argelia el mismo trato el día en que tenga que emprender el obligado camino de su transición política, que se prevé complicadísimo luego del desplome de los precios del petróleo?

El cuadro clínico que pintan los medios de comunicación locales e internacionales y los propios políticos argelinos no es halagüeño. Son momentos difíciles y demasiados son los trastornos que aquejan al país norteafricano.

“Economistas y políticos coinciden en alertar sobre la grave crisis económica que amenaza Argelia a causa del abrupto desplome de los precios del petróleo y el gas, que aseguran ha hecho retroceder el país a los inicios de la negra década de 1990”, describe la agencia oficial española EFE.

Agrega EFE: “Una situación que, unida al misterio que rodea al verdadero estado de salud del presidente, Abdelaziz Buteflika, los profundos cambios que se suceden en el aparato de Seguridad en medio de rumores de luchas internas por la sucesión, y el rebrote del yihadismo pintan un lienzo futuro inquietante”.

También lo ha advertido el ex Premier argelino Ahmed Benbitur quien reconoció que su país atraviesa un peligroso momento de aguda crisis económica que puede desembocar en un importante cambio “que provendrá de la calle”.

El ex primer ministro Benbitur, de la plataforma opositora Coordinación Nacional para las Libertades y la Transición Democrática (CNLTD), insistió en que la vulnerabilidad de la economía argelina proyecta un futuro pesimista.

“La realidad de la Argelia del mañana será la de un Estado decadente, una sociedad enferma y una economía vulnerable, volátil, dependiente y con déficit de medios de financiación, es decir, un país abierto a todos los peligros”, afirmó Benbitur, citado por EFE.

El gobierno argelino no ha previsto planes de contención social y el país, sin desarrollo agrícola y sin tejido industrial presente o futuro, es además amenazado por la simultaneidad de los fines de ciclo económico y político y por problemas de orden securitario (la amenaza yihadista).

Argelia no es la milenaria Siria y un posible estallido popular la llevaría inevitablemente al desastre. Desde su creación como Estado en 1962, Argelia no ha avanzado en la construcción nacional porque sucesivas juntas militares la han administrado como un país-casino que vive de la renta petrolera. A Argelia no le será fácil reinventarse en caso de desbordes en un contexto de quiebre social y en ausencia de una cultura integradora como herramienta de unidad y cohesión nacional.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia