Malcorra con su par ruso Serguei Lavrov 12 abtril 2016

Qatar y Líbano incluidos en la “extensa gira” internacional de la canciller argentina


El Líbano y Qatar son dos países árabes incluidos en una nueva y “extensa gira” que la canciller argentina, Susana Malcorra, emprende en la noche de este miércoles por el continente americano, Medio Oriente, Europa y Asia, pocas horas después de concurrir a un dialogo en la Comisión de relaciones exteriores del Senado sobre los lineamientos generales de la política exterior.

“Partimos hoy a reuniones en OEA, luego en la ONU, después representaremos a la Argentina en la Cumbre sobre Anticorrupción en Reino Unido, donde vamos a tener una bilateral con autoridades británicas; iremos también al Líbano para recibir a los Cascos Blancos que están yendo a apoyar a los refugiados; luego a China donde tendremos reuniones bilaterales muy significativas, y regresamos por Qatar y Estambul para finalmente ir a México donde también están agendados importantes encuentros”, anunció la ministra en declaraciones radiales.

Malcorra, exjefa de gabinete del Secretario general de las Naciones Unidas, viene desarrollando desde su nombramiento en el cargo de canciller, el 10 de diciembre 2015, una intensa actividad diplomática con países vecinos y el resto hemisferio y también con los socios europeos y Rusia.

Con relación al Mundo árabe y al África esa actividad ha sido casi nula, salvo contados encuentros concertados al margen de eventos multilaterales como los diálogos con los cancilleres de Marruecos y Turquía el pasado mes de abril en Washington, con motivo de la IV Cumbre de seguridad nuclear.

Respecto de Turquía, Susana Malcorra ha incluido en su nueva gira por el exterior una escala en este país cuyo gobierno habría rechazado recientemente, según el periódico Clarín, la nominación del diplomático argentino Estanislao Angel Zawels en el cargo de jefe de la misión en Ankara por haber escrito anteriormente artículos a favor de la visión armenia sobre el “genocidio armenio”.

Otro cortocircuito en las relaciones bilaterales se registró en mayo del 2010, cuando el entonces Primer ministro y actual jefe de Estado turco Recep Tayyip Erdogan, decidió cancelar una visita a Buenos Aires porque el alcalde de la ciudad, el actual jefe de Estado, Mauricio Macri, no autorizó el emplazamiento de un busto del fundador de la República turca, Mustafá Kemal Atatürk.

El asunto armenio en Argentina irrita a los turcos y Recep Tayyip Erdogan que estaba participando en Río de Janeiro del III Foro de la Alianza de las Civilizaciones, decidió suspender el viaje a Buenos Aires, que iba a convertirse en la primera visita de un presidente turco a la Argentina en cien años.

Por otra parte, la nueva visita de Malcorra a Washington está relacionada con la situación en Venezuela en un “momento complejo” en el que le toca a la Argentina presidir el Consejo de la Organización de los Estados Americanos (OEA). “Nos pareció prudente, ejerciendo con responsabilidad esa presidencia trimestral, estar allí para escuchar las distintas perspectivas y ver si podemos contribuir a encontrar una salida a una situación que tiene impacto en la vida cotidiana de los venezolanos; habiendo pasado nosotros por situaciones difíciles en el pasado”, explicó Malcorra.

“Hablo mucho con la canciller venezolana y con todos mis colegas. Y quisiera quitarle expectativa a lo que va a ocurrir. No es que esta semana va a haber una resolución. Vamos a atender y entender la perspectiva del Gobierno venezolano y ver si de manera conjunta podremos encontrar la forma de apoyar una búsqueda de soluciones, sumando las opiniones de otros bloques como Unasur, todo eso en la medida en que los venezolanos lo requieran”, añadió.

Malcorra no detalló los temas que abordará durante su viaje a Pekín aunque ya había anticipado, el 31 de marzo, que Argentina y China son “socios estratégicos” y que el encuentro entre los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping en Washington al margen de la Cumbre de seguridad nuclear es la antesala a la visita que el argentino realizará al país asiático en el marco de la Cumbre del G-20 el próximo septiembre.

“China es un enorme socio con un potencial de mercado y capacidad de inversión y comercio significativo”, había declarado la canciller añadiendo que “las relaciones entre los países tiene que ser transparentes, públicas” y con “mucho cuidado en el manejo de cláusulas reservadas”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web