En la embajada de Argelia, entre el amo y el cómplice

Sahara, Marruecos y un eunuco mental


Por Lic. Marco Aurelio

Le hace falta mucha más chispa a ese eunuco mental de Lima llamado Ricardo Sánchez Serra que hoy se rasga las vestiduras porque hay peruanos, próximos y ajenos, que se solidarizan con el pueblo marroquí y le apoyan en su causa nacional.

Igual debe maldecir a la asmática Argelia por haberle abandonado a su mala suerte en los últimos meses, porque ni con el repago está satisfecho. El mentecato mercenario se las pela, babeando, por llamar la atención y entrar nuevamente en el Olimpo de la fama, como “peticionario” a favor del amo argelino en la IV Comisión de las Naciones Unidas  en Nueva York.

Dice el  petiso azufrado que los denominados “peticionarios”, como él, “sanamente exponen sus posiciones con respecto a la descolonización”, salvo los otros “dos tercios leales a Marruecos” que son, a su juicio obviamente, “mercenarios”.

“El pez por la boca se muere”. El eunuco mental echa de menos los lujos de la Gran Manzana de Nueva York y, sobre todo, las borracheras nocturnas pagadas a cuenta de los robos millonarios y desvíos de la ayuda humanitaria europea destinada a los campos de refugiados en Tinduf, Argelia.

Pero jura que su implicación es sana, voluntaria y benévola y que viaja con la sola ayuda de su  “Consejo de solidaridad”, un membrete de fachada creado por la embajada de Argelia en Lima, y del que forma parte como “vice” su cómplice en el fraude, Ángel Sánchez, supuestamente presidente de la Federación de Periodistas del Perú. Porf cierto éste desaliñado “intelectual” le acaba de entregar la “condecoración en el Día del Periodista”. Entre maleantes el favor por el favor se paga. Ambos abrevan de la misma fuente: la corrupción argelina.

¿Por qué se empeña el petulante bocón en fingir ser lo que nunca será, al tiempo que actúa igual que todo despreciable mercenarito sin causa, por un puñado de dólares? No hace falta recordarle su trayectoria mercenaria. aunque es importante subrayar que por ganarse la vida empezó alardeando apoyos a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Del tema ya no habla salvo a la hora de cobrar venganzas: “Lamentamos, escribe, las declaraciones de los dirigentes terroristas del movimiento palestino Hamas de alegrarse por la muerte de un constructor de la paz como (Shimon) Peres. Y no nos sorprende, porque ese movimiento terrorista persigue la destrucción del Estado de Israel. Mientras exista Hamas no habrá paz en el Medio Oriente. Y no se concretará la creación del Estado palestino plenamente”.

Es obvio. Hace mucho que cambió de bando queriendo congraciarse y quedar bien con Israel, sin lograrlo. Aun desechado, el mercenario no desperdicia oportunidades con la remota esperanza de poder arañar algún pequeño favor.

Finalmente, el eunuco mental encontró el consuelo en las enmarañadas redes de la piratería diplomática de Argelia y es por eso, su obstinación en agredir a Marruecos para seguir chupando de la mamadera argelina.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia