Documental sobre el Sahara de independientes brasileños


 

Por Lic. Marco Aurelio

“Los saharauis no aceptan más discursos de esperanza y promesas vacías” y “el escenario de una guerra en el norte de África se dibuja rápidamente”, augura el brasileño Rodrigo Duque Estrada, codirector del documental “Un hilo de Esperanza: Independencia o Guerra en el Sahara Occidental”.

El documental, filmado según la producción en diferentes escenarios, cuenta la historia del “pueblo saharaui” y “explora la frustración creciente de ese pueblo con el proceso de paz de la ONU, ya sea en los campamentos de refugiados, en las zonas liberadas o en los territorios ocupados”.

También cuestiona, y este parece ser el objetivo principal, la posición de neutralidad de Brasil que es uno de los países de América Latina que no reconocen la “independencia del Sahara Occidental, contribuyendo a la normalización de una violencia sistemática contra los saharauis”.

A juzgar por lo referido por diferentes medios, se trata de una producción “totalmente independiente”, cuya primera parte, es lo que se nos quieren hacer creer, ha sido “financiada por los propios directores”, Rodrigo Duque Estrada y Renatho Costa (productores, guionistas y directores de fotografía).

Obviamente, esta primera parte se realizó después de un viaje en 2016 a los “territorios liberados” y a los campamentos del Polisario en Tinduf, Argelia, y de una estancia en los “territorios ocupados”, y luego de entrevistar a activistas saharauis e internacionales y a otros especialistas en Brasil, Suecia y España.

Pero, para el proyecto de una segunda parte, ahora que los realizadores independientes parecen no contar con los fondos necesarios, y nosotros debemos creerles si dicen que no reciben financiamiento extra y que tampoco tienen un sponsor oficial, divulgan el tráiler de la historia que quieren transmitir a los brasileños y lanzan una  campaña crowdfunding.

De igual forma, no hay excusa para no darles toda la razón del mundo cuando advierten que la región “se ha convertido en el escenario de creciente inestabilidad política”. Pero donde vemos que les falla la estrategia en marketing comunicacional es al asegurar que el Polisario “lucha contra el terrorismo” y que “¡esto es revolucionario!”.

Sinceramente, se debe tener muy malos intérpretes entre los nativos o haber consumido demasiado ron, del bueno que los “médicos” cubanos traen del Caribe e introducen en los campamentos y en las “zonas liberadas”, sin pagar derechos de aduana, para atender las necesidades de los dirigentes del Polisario.

“Imagínese, en estas condiciones, un pueblo musulmán (presten atención a tal grave prejuicio racista acerca de los musulmanes), nómada y refugiado, sin recursos materiales, olvidado por el mundo, luchando contra el terrorismo! Esto es revolucionario!”

2 comentarios

  1. Es un documental independiente? No. Es propaganda para convencer a aquellos que no están interiorizadios seriamente en el problema y apoyar por supuesto a los que realmente conocen el tema. Sería importante indagar más profundamente sobre el financiamiento de viajes, filmación, el ron ayuda pero…….se requiere mayor información.

  2. No todos los extranjeros que van a Argelia, especialmente los que portan “material electrónico” y pretenden filmar la “realidad en los campamentos de refugiados” de Tinduf, son bienvenidos ni reciben un mismo trato.
    Hace dos semanas, tres cámaras vasco-españoles fueron deportados por la policía del país norteafricano. Estaban oficialmente autorizados. Fueron amablemente retenidos durante 16 horas en el aeropuerto de Argel para luego ser renviados de vuelta a casa.
    http://infomarruecos.ma/silencio-se-rueda-mudos-ante-la-detencion-en-argel-de-tres-camaras-vascos-por-hassan-achahbar/
    Tampoco se deben confundir los roles. Ciertos pasaportes valen más que otros en el aeropuerto de Argel. Los vascos son españoles y no corrieron con la suerte de nacer bajo el cielo brasileño. además no eran independientes como los brasileños. se sospecha que son solidarios con el “pueblo saharauiu”. Y para colmo de los colmos, portaban “material electrónico”. Fue por eso que su aventura fílmica “empezó y acabó en el aeropuerto” de Argel.
    En un Estado policiaco-militarista como el argelino nada se mueve sin la aprobación de los gorilas del régimen. Los procedimientos tampoco se aplican a todos por igual. Según parece los independientes brasileños valen más que los solidarios españoles.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web