Se fue Marco Aurélio García: no era amigo de Marruecos pero sí muy respetuoso


Por My Ali Zwin

La izquierda latinoamericana lamenta el fallecimiento, el pasado jueves 20 de junio en Sao Paulo, de uno de sus más grandes referentes de los últimos tiempos, el brasileño Marco Aurélio García, exasesor especial de la presidencia de la República para asuntos internacionales durante los mandatos de los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff (2003-2015).

Fundador con Lula de Silva del Partido de los Trabajadores (PT), amigo de la izquierda en Latinoamérica y el Caribe, impulsor del contestatario Foro Social Mundial (FSM) de Sao Paulo y de los bloques de integración subregional y regional Unasur y Celac, Marco Aurélio García mantenía un discurso crítico hacia los Estados Unidos y condescendiente con los totalitarismos en Venezuela y Cuba.

En la misma línea, se inclinaba por la tesis de Argelia sobre el Sahara, aunque con mesura y discreción, sin confrontar abiertamente con el titular de la cartera de relaciones exteriores, Celso Amorim, quien defendía la negociación entre las partes como vía para la solución pacífica del conflicto.

Las preferencias políticas personales las expresaba “sin tambores ni trompetas” en los ámbitos partidario o privado y siempre respetando al adversario. En el caso concreto del Sahara, Marco Aurélio García dejó de inmiscuirse públicamente porque no tenía el aval de su jefe, Lula da Silva. El presidente y el recordado vicepresidente José Alencar, respaldaban firmemente la posición de “neutralidad positiva” asumida desde un primer momento por el canciller Celso Amorim.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web