Gdim Izik: agentes de seguridad brutalmente masacrados

Sahara: al descubierto los apoyos al Polisario en América Latina


Por Hassan Achahbar

Se difundió el 4 de agosto en Ecuador una “declaración internacional” de repudio a la sentencia dictada por el Tribunal de Apelaciones de Sale, Marruecos, en contra del grupo de personas condenadas por crímenes de homicidio perpetrados durante los graves disturbios de noviembre de 2010 en el campamento de Gdim Izik, en las afueras de la ciudad de El Aiún.

Once miembros de las fuerzas del orden, un militar y varios civiles cayeron víctimas de la salvaje agresión, perpetrada por delincuentes instigados por espurios intereses políticos o personales, y cobijados por presuntas asociaciones de solidaridad con el “pueblo saharaui” en España y en Argelia.

Las más de 140 firmas y adhesiones, supuestamente recibidas por dicha “declaración internacional”, plantean serias interrogantes respecto a la utilidad de la onerosa presencia del separatismo saharaui en el continente americano y a la operatividad de sus grupos de apoyo.

Llama la atención sobre todo la nula respuesta en capitales donde el Polisario cuenta con una representación permanente o en “misión especial” como Cuba, Nicaragua, Panamá, Perú, Chile. ¿Vale la pena tener una “embajada” en países done el Polisario no puede contar con la solidaridad siquiera de sus empleados locales? En la Venezuela chavista, la “declaración internacional” alcanzó un record de 7 firmas y adhesiones, en México 2, y en Bolivia, Brasil y Uruguay 1.

En ciertos casaos, la desesperación llevo a los chapuceros promotores de la iniciativa lanzada en Ecuador, a buscar la adhesión de algún despistado inmigrante latinoamericano en Europa. Muy patético. La iniciativa de colección de firmas y adhesiones partió de la inoperante “embajada saharaui” en Ecuador, pero  un centenar de las mismas se cosechó en Argentina, quedando un enorme vacío en todo el Caribe y Centroamérica.

El caso particular de la Argentina merece un aparte por las serias sospechas que plantea. Lo cierto es que ninguna lógica explica que más de dos terceras partes del total de los apoyos hayan sido argentinos. Sin duda, aquí, se ha recorrido a la vieja receta de inflar las nóminas echando mano de la lista de potenciales simpatizantes, en el supuesto de que nadie se atrevería a denunciar el fraude.

En cualquier caso, ese porcentaje de participación argentina, seguramente inflado como de costumbre y exageradamente alto en comparación con el resto de los países de la región, debería preocupar, no tanto por la cifra en sí, sino por la gravedad que tal abuso significaría por lo que es perentorio investigar si hay indicios de adulteración y en caso afirmativo denunciar a los posibles autores.

Entre los nombres argentinos exhibidos en la lista, varios están eximidos y otros han dejado de apoyar al separatismo. Una averiguación en ese sentido contribuiría a demostrar la falsedad ideológica de la presunta “declaración internacional” de repudio a la sentencia del Tribunal de Sale y, de paso, a desmitificar los apoyos al separatismo saharaui en el continente americano.

También los casos de Brasil, Chile y Perú, merecen su aparte. Curioso por ejemplo que en el gigante latinoamericano, no se haya alcanzado más de un úunico apoyo, el de Antônio Barreto, presidente del “Centro brasileño de solidaridad con los pueblos y lucha por la paz” (Cebrapaz), una parasitaria ONG de izquierda, mantenida a golpes de petrodólares argelinos.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia