Sahara: en espera del Habeas Corpus presentado por la defensa de la separatista Jadiyetu en el Perú


Por Hassan Achahbar

La separatista saharaui Jediyetu el Mohtar Sid Ahmed, retenida desde la tarde del sábado 9 de septiembre en el aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima, sigue en las mismas dependencias en espera de que la justicia se pronuncie sobre el Hábeas Corpus, presentado el mismo día por su defensa contra la Resolución de las autoridades migratorias peruanas de impedir su ingreso al país.

Se siguen recibiendo apoyos de diferentes capitales regionales donde el Polisario cuenta con una representación. Pero la suerte de la separatista retenida en Perú ya está echada. En realidad, no es eso lo que interesa al lobby argelino en Lima. Lo que se busca ahora no es resolver el caso de una turista saharaui con pasaporte españo”, sino armar un escándalo de proporciones para sentar precedente tanto en el Perú y en otros países de la región. Y el cerebro detrás de esa embestida es nada más ni menos que un espía chileno, quien estuvo calladito desde 2011, cuando fracasó en el intento de hacer reconocer a la virtual república saharaui en su país.

El espía buscó y encontró apoyo en un obsecuente, traidor, deshonesto y desagradecido Gary Ayala Ochoa, un político sin partido ni principios, primero utilizado para desmembrar el Consejo peruano de apoyo a la Rasd (Coperasd) y para quedar luego en la presidencia de una nueva “Asociación por la vida y la paz global” (Asvipaz), especie de tapadera para las actividades ilegales de la petrolera estatal argelina Sonatrach en el Perú.

La campaña montada desde la Asvipaz a favor de Jediyetu el Mohtar Sid Ahmed con el apoyo de grupos de presión de extrema izquierda, cuenta además con la complicidad de un periódico con línea editorial socializante pero que pertenece al mayor monopolio mediático con grandes intereses económicos.

Este es el juego orquestado por Argelia a través del nuevo “consultor” de la Sonatrach, Gary Ayala, usando a una turista con pasaporte español, que quiere ser “diplomática” por la buenas o por las malas, y embajadora ante un gobierno que acusa de “persecución política” en su contra y que además, achaca a una bancada parlamentaria, que ocupa dos terceras partes de los escaños del Congreso, de estar detrás del impedimento de su ingreso al país.

El Habeas Corpus fue presentado por el vicepresidente de la Asvipaz contra la Resolución de la Dirección General de Migraciones, aprobada el 18 de agosto de 2017, que dispuso “registrar impedimento de ingreso” a territorio nacional de la ciudadana española Jediyetu por usurpar funciones y por haber “incurrido en conductas que implican la vulneración del orden público y el orden interno”.

“Por los fundamentos expuestos en los considerandos de la presente resolución” y de conformidad con lo establecido en la Leyes, reglamentos y demás textos, se resuelve “registrar la alerta migratoria de impedimento de ingreso al territorio nacional de la ciudadana de nacionalidad española Jadiyetu el Mohtar Sid Ahmed” y “disponer que la Subgerencia de Movimiento Migratorio ejecute las acciones para el cumplimiento de la presente Resolución de referencia”.

En el presente caso y conforme a lo establecido, agrega dicha “Resolución”, la ciudadana de nacionalidad española Jadiyetu el Mohtar Sid Ahmed “ha incurrido en conductas que implican la vulneración del orden público y el orden interno a través de su participación en diversos eventos públicos y actividades políticas atribuyéndose el cargo de embajadora de la Republica Árabe de Saharaui en el Perú, condición que no ostenta debido a que su ingreso al Perú se ha efectuado con la calidad de migratoria de turista y no así con la calidad migratoria de diplomática”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web