Martin mostrando su joya

Sahara: un joven paraguayo peticionario ante la ONU


 Por Hassan Achahbar

“Es oficial”. Un joven paraguayo de 25 años, Martin Roa, será uno de los peticionarios de Argelia ante el Comité de los 24 de las Naciones Unidas y el próximo mes de octubre hablará del Sahara. Un gran honor sin duda para Paraguay.

“Es oficial, asegura. A principios de octubre estaré hablando frente al Cuarto Comité de las Naciones Unidas, en Nueva York. El tema de la conferencia (intervención de tres minutos) es: La descolonización de los países en opresión y la soberanía. Esta vez, no representaré al Paraguay, pero sí a un país que considero muy cercano, el “Sahara Occidental”, que se encuentra bajo la represión de Marruecos”.

No está mal, la inocencia de los chicos. “Les doy más detalles conforme sepa más en los próximos días”, agrega Martin. Dicho en otras palabras, al joven amigo paraguayo le informaron que va a “representar” al país que considera “muy cercano”, pero que no sabe todavía qué tendrá que contar en su “conferencia” .

Martin es un joven inquieto pero afortunado. Desde mediados de 2014 ha viajado mucho por el mundo, especialmente por Europa. También conoció Tánger y Casablanca, en Marruecos. Conoció a muchos jóvenes y hoy, lleva una vida muy cómoda y es bien tratado por los chicos de su edad.

Martin tuvo una infancia extremadamente difícil. Nació en una familia muy pobre. Pero pudo salir adelante gracias a su esfuerzo y a la ayuda de los Padres jesuitas. Luego fue becado por la embajada estadunidense en Asunción para estudiar bachillerato internacional en San José, Costa Rica, y más tarde la Universidad en Missouri, Estados Unidos. 

Su carrera empezó en 2014, cuando participó en una “misión” de tres semanas en Tinduf, Argelia, junto con una americana, una burundesa y un saharaui.

La “misión” se llevó a cabo entre el 16 de julio y el 7 de agosto. «Estamos construyendo huertas orgánicas en los campamentos de refugiados. Un lugar muy muy seco, y con difícil acceso a alimentos orgánicos y agua. Tenemos un modelo de huerta que estamos aplicando en el desierto, esto proveerá a muchas familias de alimentación básica para complementar la ayuda que reciben de las Naciones Unidas y la USAID”, es uno de sus mensajes enviados desde Tinduf el 26 de julio.

Precisaba: “es una competencia a nivel nacional en Estados Unidos. Aplicar y competir con miles de otros proyectos. Tres compañeros y yo aplicamos y pasamos todas las etapas, son 10 mil dólares de proyecto y esta vez tuvimos la suerte de tenerlo nosotros. Es un proyecto muy interesante y sustentable que dará oportunidad a muchas familias de este lugar”. 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web