Saludando al Rey Felipe VI

Diplomacia: ni la promoción del turismo marroquí les motiva


 

Por Hassan Achahbar

El embajador Oscar B. Llanes Torres es paraguayo, diplomático de carrera, doctor en leyes, periodista, académico y profesor en varias universidades de su país y de Latinoamérica. Es ante todo amigo y gran admirador de Marruecos.

Le tengo mucho aprecio, respeto y confianza desde que le conocí en México, en 1989, siendo yo corresponsal en jefe de la Agencia MAP y él jefe de la misión diplomática de su país. Me honra decir que me une a él y a su fina y distinguida esposa, la señora Marzha Navarro de Llanes, una sincera amistad, la misma que se ha ido fortaleciendo con el paso de los años y que permaneció inquebrantable.

Gracias a la gentil ayuda y a la juiciosa asesoría de ambos, todas las puertas se me han ido abriendo de par en par tanto tanto en Paraguay como varios en otros países de Latinoamérica. No será ninguna indiscreción si digo que en una oportunidad estando yo en una situación donde no contaba con el apoyo de una embajada residente, a efecto de una acreditación de prensa, él me avaló con su palabra, como si fuera un connacional, ofreciéndose como referencia ante la presidencia de la República del país tercero.

El pasado octubre, el Dr. Llanes fue invitado a participar en el I Encuentro Iberoamericano de Academias de Ciencias Morales, Políticas, de Derecho y Ciencias Sociales, llevado a cabo en Madrid entre el 16 y el 18 del mes. En la ocasión, pudo saludar e intercambiar opiniones con el Rey Felipe VI de España quien recibió a las delegaciones participantes en el Palacio real de la Zarzuela.

Del mismo encuentro participó otro gran amigo paraguayo de Marruecos, Dr. José Antonio Moreno Ruffinelli, eminente jurista, cuatro veces diputado, canciller (2001-2003) y primer presidente del Tribunal Permanente de Revisión (TPR) del Mercosur, órgano instalado en Asunción en 2003 y puesto en funcionamiento en 2004, año en que Marruecos suscribió un Acuerdo-Marco con el bloque sudamericano.

Para la parte privada de su estadía en España, que se extendió hasta el 24 del mes, el embajador Oscar, acompañado de la médica Blanca Elena y la jueza Ana María (hermana y prima), habían planeado realizar una escapada de tres días a Marruecos para conocer el país del que tanto le hablé pero se quedaron con las ganas.

En mensaje, me explica el por qué:

Caro Hassan, lamento las penurias y los desafíos para conseguir la visa. Éste tu amigo no tenía problema. Pasaporte Diplomático y Oficial. Pero los ordinario, exigencias más exigencias, es sólo ver bajo la responsabilidad de quien ingresa al territorio por tres días, no fue posible. Dicen ser órdenes superiores, fuera del mal trato y la poca cortesía, gesto que no es común en el pueblo marroquí, laborioso, atento, cordial, ameno, gentil al máximo, con una larga tradición diplomática, “Arte y Ciencia”, intercambiar experiencias y quebrantar los impedimentos y las barreras. Un prolongado abrazo estimado amigo y más que eso un hermano.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia