La aventura de tener, mantener y entretener un ejército en Argelia


Lic. Marco Aurelio

Argelia es el mayor comprador de armas en África con valores que rondan los 13 mil millones de dólares, gasto superfluo en juguetes de guerra al sólo efecto de tener, mantener y entretener un ejército sin vocación y sin tradición.

A decir verdad, Argelia no tiene ejército. Como todas las dictaduras en el mundo, el régimen argelino posee un monstruoso cuerpo de policía militarizada, tan parecido en su génesis a otro mamarracho, el del excoronel libio Muamar Gadafi, cuyos caprichosos arsenales de armas rusos han sido tragados por las arenas del desierto o terminaron en manos de diferentes grupos guerrilleros o terroristas.

El pasado 26 octubre, corrió la voz sobre el despliegue de 50.000 efectivos de ese simulado  ejército a lo largo de la frontera con Libia, como respuesta a supuestas amenazas recibidas de posibles ataques terroristas en la zona, según reseñan fuentes de la seguridad, citadas por los medios.

Parece una enormidad que se movilicen tantos efectivos con respectivos pertrechos sólo para contener la invasión de unos supuestos grupos armados extranjeros o enfrentar una hipotética situación de amenaza terrorista vinculada con la rama libia del Estado Islámico. Es como lanzar un farol aseverar que la visita a la zona del general Ahmed Gaid Salah, viceministro de defensa y jefe del Estado Mayor, tenía por objetivo estudiar in situ los informes en los que se advierte sobre la infiltración de yihadistas.

Lo que verdaderamente empuja a la junta de Argel a elevar el nivel de alerta son las continuas pugnas entre los propios clanes militares, la incertidumbre política y el separatismo en el norte y sur del país. Mucho más que una supuesta amenaza del Estado Islámico, lo que desvela a la cúpula militar argelina son los grupos internos incluidos los vinculados con la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Es cierto que Argelia comparte fronteras permeables con Libia, Mali y Mauritania. Habría sido más dramático no contar al menos con una frontera segura, la occidental, que los miopes Generales Bonitos de Argel intentan desperadamente desestabilizar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia