El "acto de desagrabio" en La Morada de Madrid

Sahara: los clanes separatistas dirimen sus disputas en España


 

Por Hassan Achahbar

Otro ridículo, uno más, del Frente Polisario. El separatismo saharaui convocó a un presunto “Colectivo peruano”, radicado en España, a participar en un “acto de desagravio” a la frustrada “embajadora de la Rasd”, Jediyetu Loca El Mokhtar, expulsada del Perú y deportada a España el 27 de septiembre de 2017 por falsedad ideológica y usurpación de funciones.

El evento será en la noche de este viernes en un Distrito del centro de Madrid y para darle cierto aire de solemnidad, se desarrollará en La Morada madrileña, el primero de los espacios que el partido Podemos utilizó como sedes regionales.

El acto, así como un rastrillo saharaui, anunciado para mañana sábado 27 en el mismo espacio, son organizados por ONGs dependientes de la representación del separatismo en España, con el inocultable objetivo de contrarrestar en España el activismo de la disidencia interna apilada en la llamada Iniciativa Saharaui para el Cambio (ISC).

Para animar el acto “Perú-Sahara: luchando por la justicia y la libertad”, el Polisario contrató a un músico, una poetisa y un pintor peruanos, gente que seguramente entiende mucho de la problemática saharaui y que está dispuesta a colaborar para lavar la afrenta del gobierno de su país a la “embajadora” (embaucadora) expulsada del Perú.

En el acto intervendrá como es de suponer, la desvergonzada, quien hablará de la “situación actual entre Perú y la Rasd” y quizás, se animará también a ensayar un baile andino como una Zamacueca, un Huayco o una Marinera. Total, ya no le teme al ridículo después del escándalo de Lima.

La “desagraviada” tendrá además y ante todo, la oportunidad, y este es el verdadero motivo de la convocatoria, de desquitarse contra Hach Ahmed, el disidente y coordinador de la ISC, quien en su “Carta abierta a los diplomáticos saharauis” del pasado 8 de enero, criticó su actuación, tachándola a ella y a quienes la teledirigen, de ridiculez.

“El año pasado”, escribió Hach Ahmed, “algunas de nuestras relaciones diplomáticas se han suspendido o congelado y las que se mantienen, lo hacen desde un perfil muy bajo, sin mencionar el ridículo en el que a veces se incurre, como pasó en el Perú” (con la Loca el Mohtar como protagonista).

Quizás, la adolecente sesentona, pero también la vieja madriguera del separatismo saharaui, tengan que contratar a otros auxiliares de imagen para no seguir haciendo el ridículo y para no perder la plaza madrileña.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia