Entre el PCC y el FLN

El gran resbalón cubano en Argelia


 

Por Hassan Achahbar

La embajadora de Cuba en Argelia, compañera Clara Margarita Pulido Escandell, se reunió el pasado jueves con el secretario general del Frente de Liberación Nacional (FLN) de Argelia, Djamel Ould Abbès, en un intento de abrir un canal de dialogo nuevo con el gobierno del Gran Hermano.

Según una breve nota de prensa, en el “fraternal encuentro” que se desarrolló en la sede del FLN en Argel, Clara Pulido y Ould Abbès coincidieron (además de recordar viejas glorias), en continuar trabajando estrechamente en el fortalecimiento de las “relaciones de amistad, solidaridad y cooperación entre los dos pueblos”.

Clara Pulido lleva escasos meses como embajadora en Argelia, pero acredita poseer un alto nivel de conocimiento del país magrebí y de sus esferas geográficas. Previo a su designación en el cargo, se desempeñó como coordinadora de África y Medio Oriente del departamento de relaciones internacionales del Comité Central del Partido Comunista (PCC). Con anterioridad, ha sido directora del Centro de Estudios sobre África y Medio Oriente y sirvió, entre otros, como embajadora en Addis Abeba, capital de Etiopía y sede de la Unión Africana.

De hecho, la diplomática cubana se movió rápido desde su acreditación en Argel, ya que en este corto periodo de tiempo consiguió para Argelia el carnet de invitada de honor de la XXVII Feria del libro de La Habana (1-11 de febrero). Seguidamente, se concretizó, a finales de febrero en la capital cubana, la XXI sesión de la Comisión mixta bilateral de cooperación económica.

En el marco y al margen de esta reunión, ambas delegaciones dialogaron sobre la cooperación en sectores claves como salud, energía, política exterior, educación, recursos hidráulicos y deportes.

El jefe de la delegación argelina, el ministro de salud Mokhtar Hasbellaoui, se entrevistó con el vicepresidente del Consejo de ministros y ministro de Economía, Ricardo Cabrisas, y con los ministros de relaciones exteriores, Bruno Rodríguez, de comercio exterior e inversión extranjera, Rodrigo Malmierca, y de salud pública, Roberto Morales.

Todo parecía ir sobre ruedas. Se suscribió un suplemento al Acuerdo Marco bilateral en el campo de salud por el cual Cuba se comprometía a enviar más brigadas internacionalistas a Argelia a cambio de más suministros de petróleo argelino a la Isla durante el periodo 2019-2021.

“Cuba incrementará la exportación de servicios médicos a Argelia, informaron hoy ambos gobiernos, al cierre de conversaciones oficiales que contemplaron la ampliación de los nexos económicos y comerciales de carácter bilateral”, reportó con gran jubilo Prensa Latina el 30 de enero.

No obstante, en la euforia del momento, sobraron los torpes calificativos de la agencia oficial y la vulgaridad del titular de comercio exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca, quien aludió al conflicto entre Argelia y Marruecos, delatando así, el verdadero antojito cubano-argelino. El ministro Malmierca afirmó que en materia de política exterior, Cuba se mantendrá fiel a los principios de su revolución que “hemos defendido en las coyunturas más difíciles y bajo las más severas amenazas”.

El encargado de dar respuesta en nombre del gobierno argelino a la sobrexcitación cubana, ha sido un funcionario de tercera, el portavoz del ministerio de salud, Slim Belkessam, quien eligió a un medio extranjero, el semanario “Jeune Afrique” del 8 de febrero, para aclarar que “no vamos a solicitar nuevos contingentes de médicos cubanos”.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web