Fraude: basta una mirada al mobiliario

Sahara: Cuba “hace historia” en algún lugar del desierto


 Por Hassan Achahbar

Un último acto vergonzoso del régimen castrista, el anuncio de la presentación de las “cartas credenciales” de la embajadora en Argel al jefe del separatismo saharaui Brahim Ghali en algún lugar del desierto, supuestamente en los “territorios liberados”. Uno siente verdadera vergüenza ajena por ese nuevo papelón del gobierno de La Habana.

El último de los hermanos Castro, que se va el 21 de abril, deja un antro que huele a petróleo, a putrefacción. Por unos barriles subsidiados, los miserables políticos de la Isla caribeña no han dudado en entregar el alma al diablo. Y es así como se ganan la fama, como Cuba “hace historia en territorio liberado saharaui”.

En nota de prensa, divulgada el viernes, el ministerio de relaciones exteriores suscribe que la embajadora ante Argelia, Clara Margarita Pulido Escandell, hizo entrega ese mismo día al secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, de las cartas que la acreditan como concurrente ante el ente virtual llamado “república saharaui”.

Para colmo, la nota agrega con absoluto descaro que ésta es la “primera vez en la historia” en que una tal ceremonia se realiza en los “Territorios Liberados del Sáhara Occidental, específicamente en la localidad de Bir Lehlu”,

Se venía preparando desde hace un mes cuando, el 8 de febrero, el régimen argelino desmintió categóricamente la posibilidad de un desembarque de nuevos paramédicos cubanos anunciado apenas diez días atrás, el 30 de enero, por Prensa Latina.

“No vamos a solicitar nuevos contingentes de médicos cubanos”, manifestó tajante Slim Belkessam, portavoz del ministerio argelino de salud, en declaraciones al semanario Jeune Afrique.

Se notaba el nerviosismo castrista ente enfado de los argelinos por “el gran resbalón cubano”. Así lo advertimos el 25 de febrero al dar cuenta de la reunión entre la compañera Clara Pulido y el secretario general del Frente de Liberación Nacional (FLN) de Argelia, Djamel Ould Abbès, en un intento de abrir un canal de dialogo con el gobierno del Gran Hermano Abdelaziz Bouteflika.

Finalmente, la embajadora de Cuba se humilló, se agachó, se arrodilló y se postró. Clara Pulido se fue a los “territorios liberados”, en un lugar del desierto, para un acto de piratería solemne con el cual ha buscado expiar las culpas de sus jefes, redimir el pecado de sus agentes y enmendar su atrevimiento.

La nota de la cancillería va más allá de lo exigido y tolerable y afirma, sin pudor, que “los Territorios Liberados adquirieron dicha denominación como resultado del avance alcanzado por las tropas independentistas saharauis durante la guerra que inició en 1973”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia