La Unión de naciones suramericanas en dos mitades


Por Hassan Achahbar

Seis de los doce países de la Unión de naciones suramericanas (Unasur) decidieron suspender por tiempo indefinido su participación en las distintas instancias del bloque subregional hasta que no se garantice “el funcionamiento adecuado de la organización”.

Los cancilleres de Argentina, Colombia, Chile, Brasil, Paraguay y Perú señalan en un documento dirigido a su homólogo Fernando Huanacuni de Bolivia, país que ostenta la presidencia pro témpore del bloque, que “dadas las circunstancias actuales, los países firmantes hemos decidido no participar en las distintas instancias de Unasur a partir de la fecha hasta tanto no contemos, en el curso de las próximas semanas, con resultados concretos que garanticen el funcionamiento adecuado de la organización”.

El primer paso fue dado en diciembre pasado por Argentina que consideró su desvinculación de la Unasur por “cierto descontento” por la falta de consenso en torno a la candidatura única del argentino José Octavio Bordón a la secretaría general, vacante desde 2017.

Curiosamente, los únicos interesados en defender la Unasur, Venezuela y Bolivia, son los responsables del bloqueo. Los dos países son totalmente aislados en la región ante el giro a la derecha en la política de los grandes países sudamericanos. “Yo aspiro a que los líderes de la derecha que gobiernan América del Sur tengan un poquitico de conciencia sudamericana”, afirmó el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Uruguay se negó a firmar el documento, al igual que Bolivia, Ecuador, Guyana, Surinam y Venezuela. Ecuador no lo hace porque alberga la sede de la organización ubicada en la ciudad Mitad del Mundo, en las afueras de Quito. Los dos países no latinos de Unasur, Guyana y Surinam, apuestan más bien por la vigorosa Comunidad del Caribe (Caricom) y ldes importa poco la suerte de Unasur.

La Unión sudamericana nació formalmente en 2007, tres años después de que los presidentes de los doce países miembros acordaran la creación de un mecanismo de integración regional impulsado y promovido por el expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva y firmemente respaldado por el venezolano Hugo Chávez.

La Unasur parecía la más sólida de todas las organizaciones regionales y birregionales puestas de moda en la última década con el impulso brasileño como son la Comunidad de los Estados latinoamericanos y caribeños (Celac 2010), la Cumbre América del Sur-Países árabes (ASPA, 2005), América del Sur-África (ASA, 2006).

De igual forma quebró la Cumbre Iberoamericana y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA, 2004) esta última impulsada por Venezuela y Cuba. También se aprecia cierto desencanto en la Cumbre de las Américas observado hace tres años y ratificado este mes de abril en la VIII de Lima, Perú, donde se registró por primera vez desde Miami 1991 la ausencia de un presidente norteamericano.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia