Gary Ayala Ochoa, el oportunista perdidor

Sahara: el club de los arrepentidos en el Perú y Latinoamérica


Por Hassan Achahbar

En el Perú ya nada es como antes para la criatura argelina apodada “república saharaui” (Rasd). Hasta julio 2017, las cosas andaban “más o menos”. El gobierno peruano no se había aún pronunciado de forma tajante y clara respecto a la virtual Rasd, tal como lo hará tres meses más tarde.

La cancillería peruana lo hizo a finales de septiembre de 2017 (septiembre negro para las pretensiones de Argelia y del separatista Frente Polisario) al motivar el rechazo al ingreso al territorio nacional de una turista, Jediyetu “Loca” El Mokhtar, quien a pesar de ostentar un pasaporte ordinario español, se presentaba como “embajadora” saharaui.

El incidente, además, acabó consumando y sellando el divorcio entre los miembros del “Consejo peruano de solidaridad con la república saharaui” (Copesa), liderado por Ricardo Sánchez Serra. El Copesa o Coperasd dejó de recibir las bendiciones de la embajada de Argelia en Lima y fue sustituido por un nuevo ente de apoyo al “pueblo saharaui”, la denominada “Asociación por la Vida y la Paz (Asvipaz), de Gary Ayala Ochoa, un exsubalterno de Sánchez Serra.

La flamante asociación, dirigida por Ayala y teleguiada desde la oficina peruana de la estatal petrolera argelina Sonatrach, recibió el encargo de sepultar el Copesa y de acompañar y asesorar a la turista Jadiyetu “Loca” El Mokhtar. Entre julio y agosto de 2017, Asvipaz organizó las primeras actividades proselitistas de la supuesta diplomática tanto en Lima y como en provincias, infringiendo las leyes migratorias del país.

Mal asesorada por el inepto Gary Ayala, Jediyetu “Loca” El Mokhtar, sesentona adolecente y mujer de muy malos modales, protagonizó una encerrona en el aeropuerto internacional de Lima durante dos semanas, pero acabó deportada, por las malas, a España.

Desde entonces, el traicionero Gary Ayala, desapareció de la escena saharaui. Su escogencia había sido el peor negocio para Argelia en el Perú. No obstante, a algún ingenuo se le ocurrió que con la dimisión del presidente Pedro Pablo Kuczynski el 22 de marzo y la asunción del gobierno de Martin Vizcarra se podía intentar un nuevo asalto.

Con esta intención, reapareció, fugazmente, Gary Ayala entregando una entrevista (entre-vista) a un pobre acarreado argentino, Jorge Alejandro Suárez, que de periodista ni caratula tiene. Con la ayuda de otro fracasado, el chileno Esteban Silva Cuadra, juntos subieron el engendro en el portal chileno El Minuto del 30 de abril. Doy las gracias al buen amigo chileno que me facilitó copia de la tan importante “exclusiva”.

¿Cuántos amargados más habría dejado en el camino la irracional diplomacia argelina por América Latina y por el mundo? Algunos supieron deslindarse a tiempo y otros lograron enderezar su ruta. Muchos más, los ingenuos, los que siguen hoy atrapados en un callejón sin salida, medio huérfanos y desposeídos, desearían no haberse involucrado jamás en la aventura argelina.

Jóvenes como el argentino, Jorge Alejandro Suárez, metido en el asunto por la activista Luz Marina Mateo, secretaria de la llamada “Cátedra Libre de Estudios sobre el Sahara Occidental”, lanzada desde la embajada argelina en el marco del Instituto de Relaciones Internacionales (IRI) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), dirigido por Norberto Consani, quien primero buscó fortuna en Oriente Medio y cuando fracasó acudió a Argelia. Una incongruencia que vulnera el espíritu académico de la considerada la segunda más importante universidad pública de la Argentina.

Ayala, Silva y Suárez arreglaron una “exclusiva” que luego pusieron en un portal chileno que ni los dueños ojean. “La paz es el peor enemigo de la industria de armas” (http://www.elminuto.cl/la-paz-es-el-peor-enemigo-de-la-industria-de-armas/), es el título amateur que no tiene nada que ver con el contenido.

Lo curioso y llamativo es que, el 2 de mayo, el despechado Ricardo Sánchez Serra reacciona publicando, a su vez, otra entrevista, también dedicada a la paz en el mundo, aunque con enfoque muy distinto y otro objetivo. “La paz mundial llegará cuando Estados Unidos y Rusia se pongan de acuerdo”, predica el título de la nota publicada por Sánchez Serra en Peruinforma.

Dejo el enlace de esta última entrevista para darse cuenta de su calvario y cuanto le pesa la cruz que carga desde mayo de 2017 por la traición de sus amigos argelino y polisaristas y también de sus discípulos, como Gary Ayala y muchos más. http://www.peruinforma.com/la-paz-mundial-llegara-cuando-estados-unidos-rusia-se-pongan-acuerdo/

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web