Los jefes del Polisario y Hizbollah

Preocupa a EE.UU. injerencia de Irán en el Sahara


Demetrio Olaciregui Q.

La administración de Donald Trump mostró su preocupación por la injerencia de Irán, a través del movimiento libanés chiita Hezbolá, al entrenar, armar y financiar la guerrilla del Frente Polisario y sus pretensiones sobre el Sahara como enemigos de la integridad territorial de Marruecos.

Estados Unidos ‘ha expresado constantemente su preocupación sobre la naturaleza desestabilizadora de las actividades de Irán, incluido su respaldo a Hezbolá y otros grupos terroristas y busca el apoyo de sus socios para neutralizar la influencia desestabilizadora de Irán, limitar su agresión, en particular su promoción del terrorismo’, dijo una fuente del Departamento de Estado.

Como ‘patrocinador estatal del terrorismo’, añadió, Irán a través de Hezbolá ha extendido sus operaciones al Sahara brindando apoyo a la guerrilla polisaria que desde campamentos dentro de Argelia atenta contra Marruecos.

La administración estadounidense ha etiquetado como terrorista al Polisario por sus vinculaciones con Al Qaeda en el Magreb Islámico y el Estados Islámico. Se ha documentado, además, su involucramiento en secuestros, tráfico de armas, drogas y el crimen organizado transnacional.

Washington, al mismo tiempo, manifestó su respaldo a la decisión de Marruecos de cortar los lazos con Irán por sus vínculos con la guerrilla polisaria y su injerencia en la región del Sahara.

El ministro de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional marroquí, Nasser Bourita, anunció la semana pasada que Rabat decidió romper relaciones diplomáticas con Irán porque usando a Hezbolá ha extendido su respaldo al Polisario.

‘Marruecos dispone de pruebas irrefutables, nombres identificados y hechos precisos que corroboran esta connivencia entre el Polisario y Hezbolá’, sisstuvo Bourita a su regreso de Teherán, donde informó personalmente de las medidas a su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif.

Bourita se quejó específicamente sobre la actividad antimarroquí del diplomático iraní Amir Al-Moussawi, conocido por su trabajo de inteligencia para Hezbolá en Argel. La prensa argelina reportó que distintos sectores han pedido al gobierno de Argel la expulsión de Al-Moussawi por sus actividades ‘peligrosas y sospechosas’ dentro del país.

El canciller marroquí dijo que ‘el arresto en Casablanca en marzo del 2017 de Kacem Mohamed Tajeddine, que financia a Hezbolá en África, provocó su ira y amenazó con reforzar su relación con el Polisario’.

De acuerdo a medios de prensa franceses tras ese arresto Teherán coordinó las operaciones encubiertas de Hezbolá en Argelia como represalia contra Marruecos.

Según la agencia Reuters Tajideen fue arrestado el 12 de marzo del 2017 en el aeropuerto de Casablanca por una orden emitida dos días antes por la oficina de Interpol en Washington por fraude, lavado de dinero y financiación de actividades terroristas. Posteriormente fue extraditado a Estados Unidos.

‘Tajideen y sus hermanos, Ali y Husayn, dirigen una empresa familiar que ha dominado los mercados avícola y arrocero, amasó propiedades inmobiliarias y, según los informes, trabajaba en proyectos de construcción y el mercado de diamantes en Líbano, los Emiratos Árabes Unidos y África Occidental. Tajideen se estableció en Sierra Leona con su familia en 1976. Los tres hermanos fueron incluidos en la lista de sanciones por terrorismo del gobierno de Estados Unidos en 2009 y 2010 por su destacado apoyo a Hezbolá ‘, informó The Washington Post.

Justo después del arresto de Tajideen, la milicia chiita elevó su asistencia enviando misiles tierra-aire y asesores militares al desierto argelino para mejorar las capacidades militares del Polisario contra Marruecos.

El portavoz del Polisario, Mustapha Sayed, en declaraciones a la agencia rusa Sputnik, al tiempo que negó las vinculaciones con Hezbolá expresó el deseo de su guerrilla de reforzar los vínculos con Irán.

‘Dado que Hezbolá y el Polisario se presentan ante el mundo como luchadores por la libertad opuestos a la ocupación y la explotación”, argumentó el diario La Libre Belgique, ‘es natural que cooperen’.

El periódico belga planteó que el plan para promover y proteger los intereses estratégicos iraníes en el continente africano, debilitar y desestabilizar aliados de Estados Unidos y atacar la seguridad de Marruecos bien puede ser la punta de un iceberg mucho más grande.

‘La relación entre Hezbolá y el Polisario ha ganado fuerza en los últimos años’, dijo el diario belga al comentar las visitas de delegaciones militares del grupo chiita a la sede del Polisario en Tinduf, en territorio argelino.

Esa información fue corroborada por el diario Middle East, al afirmar que en el 2018 se ha cimentado la colaboración de los dos grupos con los objetivos estratégicos primordiales de establecer un corredor proiraní en el continente africano.

El diario citó a Elena Aoun, profesora de Ciencias Políticas y Estudios Internacionales en la Universidad Católica de Lovaina, quien afirmó que Marruecos es un objetivo porque es visto como un firme aliado de Estados Unidos en el corredor de seguridad africano. ‘Por esa y otras innumerables razones, Marruecos necesita el apoyo de Estados Unidos en su posición en el Sahara’, explicó.

Por su parte, Didier Leroy, investigador principal del Instituto Real Superior de Estudios de Defensa y profesor asistente de la Universidad Libre de Bruselas, dijo que las acusaciones son verosímiles porque los militantes chiitas libaneses ‘tienen, a través de los negocios de muchas familias de la diáspora chiita, numerosos intereses financieros en África Occidental y del Norte’.

El Polisario y Hezbolá son grupos terroristas militantes similares que comparten ‘la misma ideología política y militar’, dijo Leroy, y ese acercamiento sirve a intereses geopolíticos de otros actores globales.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Qatar y Kuwait condenaron el apoyo de Irán a la guerrilla del Polisario y respaldaron la decisión soberana de Marruecos y su postura firme sobre la intromisión de Teherán en sus asuntos internos e intentos de socavar su seguridad y estabilidad.

El portavoz del Secretario General de la Liga Árabe, Mahmoud Afifi, dijo que esa organización condena y rechaza la intervención de Irán en Marruecos o en los asuntos internos de cualquier otro país árabe.

El Secretario General de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) emitió una declaración subrayando el imperativo de que todas las partes extranjeras se abstengan de interferir en los asuntos internos de otros Estados miembros en línea con el estatuto de esa entidad.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) también expresó su solidaridad con Marruecos y apoyó la decisión de Rabat de cortar los lazos con Irán. El Secretario General del CCG, Abdellatif Ben Rached Ziani, dijo que el bloque regional del Golfo condena en los términos más enérgicos la ‘interferencia iraní en los asuntos internos del reino hermano de Marruecos’.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia