La Policía


Dr. Oscar B. LLanes Torres

El Policía, por naturaleza funcional es un órgano de Seguridad Publica, que sirve a la población como prevención, vigilancia, asistencia contra el desorden y el abuso contra terceros y protección a las personas y sus bienes, respeto y profesionalismo por una convivencia pacífica y armónica.

La historia reciente del Paraguay, de este honorable órgano público se transformara como en  toda dictadura continental en  un órgano represor, torturas de las más ignominiosas, la tiranía de Alfredo Stroessner, creó a su medida un servicio gubernamental para la vigilancia de los opositores de cualquier partido político, bajo signos de un Paraguay sin “Comunismo,  y en Libertad”, desde 1954 – 1989, nada más absurdo, pues, la simple delación llevaba a la víctima a la desaparición, al flagelo físico y muerte, se tenía una dependencia policíal denominada “Pyrague” que en guaraní significa “Pies de Pluma”, que como ejercicio principal era el anonimato, la falsedad de informante perverso, era temido por la crueldad y la saña, era una especie de Policía Secreta del régimen, dejando huellas incurables en sus víctimas y su entorno, fracturando la unidad familiar, de donde nacieron los “hijos del exilio”, con serios trastornos en la vida normal, personal y social, laboral y afectiva, este ligero comentario de la consagrada Policía Stronista, su círculo de maldad y odio, actuaron con plena libertad del tirano y como fiel comandante de la perversidad manifiesta el General Britez, existen pruebas y testimonios de aquella infame época, que consiguieron sobrevivir y cuentan los horrores de esta dependencia enferma de maldad, fidelidad escabrosa, técnicas inhumanas, las famosas picanas eléctricas y piletas con heces, ahogamientos, y un servicio médico a la medida para elaborar las causales de la muerte.

En 1989 la dictadura stronista termina su ciclo y la Policía Gubernamental cambia de rostro e imagen y se transforma en la Policía Nacional, ya solo al servicio del Estado y como custodio natural de la población a su servicio Constitucional de protección de las personas y sus bienes, incorporando a las mujeres en los cuadros activos de la carrera, siendo profesionalizados por la Academia de la Policía Nacional, formando jóvenes con vocación de servicio, con valores éticos y morales, asistencia a sus familias y tratando de crear una dependencia dispuesta a servir con corrección y eliminar segmentos de nocivos comportamientos, que sí aparece en sus cuadros y su lucha para detectar el virus del  cáncer de la corruptela.

Crearon recientemente un cuerpo denominado “Lince” que tiene el respeto y la consideración de la sociedad, simpatía de los niños que “invitan” a los cumpleaños y otras festividades infantiles porque lo tienen como ídolos e héroes, estimulando las fantasías de los pequeños y gozan del aplauso generalizado de los contribuyentes.

Esperamos que la renovada Policía Nacional cumpla a cabalidad su perfil Constitucional y actúe con la firmeza y consideración de los derechos fundamentales del individuo, para gozar de la paz democrática, segura y convincente, defender el beneficio de una sociedad tranquila y laboriosa.-

*Diplomático (J), Profesor universitario paraguayo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia