Se reaviva en Argentina el mito de la rivalidad Irán-Israel


Por Hassan Achahbar

El pasado 15 de marzo tratamos de la brega entre Irán e Israel en Latinoamérica para concluir que el Estado hebreo le ganaba la pulseada a su supuesto rival iraní, que pierde sus aliados en la región como resultado de la crisis venezolana. http://www.notilamar.com/2019/03/15/america-latina-se-pinta-de-azul/

Ese mismo día, saltaba a las redacciones de los medios de Argentina y del mundo la noticia sobre la detención un tanto rocambolesca de una pareja supuestamente iraní que viajó desde Madrid a Buenos Aires con pasaportes israelíes robados y adulterados.

En el aeropuerto internacional de Ezeiza, de la capital argentina, los dos individuos realizaron el trámite migratorio bajo la identidad de Netanel Toledano y Rivka Toledano, nombres reales de una pareja franco-israelí. “Todo comenzó el martes 12 de marzo cuando el personal de Migraciones que atendió al hombre y a la mujer revisó los pasaportes: el sistema alertó sobre una irregularidad en los papeles. Las autoridades del organismo los dejaron pasar, pero de inmediato le dieron intervención a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para seguirlos”, informó en su momento la emisora “Todo Noticias”.

Al ser detenidos dos días después, en un albergue, el hombre de 27 años, y la mujer de 30, dijeron ser iraníes y llamarse respectivamente Sajjad Samiel Naserani y Mashoreh Sabzali. Mientras, en los medios adictos a Israel se informó sobre un requerimiento a Interpol Jerusalén para saber si dichos viajeros eran los verdaderos titulares de dichos pasaportes. Los mismos medios dijeron que, en pocas horas, Buenos Aires recibía la respuesta de que los documentos adulterados habían sido emitidos a nombre de David Assouline y Brigitte Assouline y que éstos no habían salido de Israel.

En cambio, Interpol Madrid demoró más de la cuenta ya que España tardó tres días en comunicar que los dos pasajeros habían utilizado pasaportes distintos a los que usaron en Ezeiza.

A pesar de ello y del “error humano” atribuido a Migraciones de Ezeiza, la embajada de Israel en Buenos Aires y el Centro Simon Wiesenthal elogiaron la actuación de las autoridades argentinas que derivó en la localización, captura y posterior procesamiento de los presuntos iraníes.

Por otra parte, las especulaciones se disparaban a través los monopolios mediáticos de Buenos Aires. Se insinuó que la presunta pareja iraní, pudiera estar involucrada en algún tipo de actividad terrorista, relacionando su llegada a Argentina con el aniversario del atentado del 17 de marzo de 1992 contra la embajada israelí, que dejó un saldo de 22 muertos y decenas de heridos.

“La llegada de la pareja, a través de España, país donde Irán es políticamente activo, y una semana antes del vigésimo séptimo aniversario del atentado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, que dejó 22 muertos y más de 200 heridos, enciende una señal de alerta”, según un centro comunitario que agrega que este suceso “resulta de especial preocupación habida cuenta del momento en que se produce, y revela la peligrosidad del continuo accionar iraní en América Latina”,

En ese mismo sentido, el diario La Nación refirió el 23 de marzo que en el gobierno argentino sospechan que los iraníes podrían ser espías o “exploradores” de posibles objetivos. Entre los datos en análisis está el hecho de que ambas personas han sido localizadas en un albergue, cerca de diversos objetivos de la comunidad judía. También llama la atención que tuvieran tantos pares de pasaportes, tarjetas de crédito cargadas de dinero y emitidas en Kuala Lumpur.

Extraoficialmente, abunda la información, infiltrada a por fuentes de dudoso origen. Lo que no se aclara del todo y desde ningún ángulo es cómo los dos supuestos iraníes pudieron hacerse con al menos cuatro pasaportes israelíes, los mismos documentos que usaron para salir de España y para ingresar a Argentina. En este punto, el relato no cierra, salvo que haya intereses por recrear ciertas situaciones reales o ficticias. La propia ministra del ramo, Patricia Bullrich, admitía el 23 de marzo, que más allá de la infracción cometida en Argentina, la gran pregunta que está sin respuesta es qué venían a hacer al país, cuál era el sentido, el interés de venir a la Argentina”.

La titular de Seguridad también remarcó que quienes dicen ser iraníes “salieron de España con pasaporte falso” y “España tampoco nos advirtió”. Resaltó que “en un momento ellos dijeron que querían exiliarse, y sin embargo habían estado en países como Portugal y España y no hay antecedentes de que hubieran pedido asilo, con lo cual no tenemos la respuesta de qué es lo que vinieron a hacer”.

En entrevista radial, Patricia Bullrich ponderó que “si bien los sistemas funcionaron, lo que hubo ahí fue un error humano de las personas de Migraciones que no supieron qué hacer frente a esa alerta, es una alerta por el pasaporte y no por la persona, no tuvieron el suficiente conocimiento de que debían ser retenidas para poder averiguar si ese pasaporte estaba robado y a quién pertenecía”.

La ministra admitió, no obstante, que “en la entrada al país hubo una debilidad que es evidente y que “en este caso, las personas de migraciones interpretaron el documento sin darse cuenta de que, si bien no tenían impedimento para ingresar, el hecho de ser adulterado debían ser retenidos y aclarar esto delante de un juez. Ese fue el procedimiento que no se realizó”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web