Bourita recibido por el presidente del Congreso de Brasil, el tangerino Davi Alcolumbre

América Latina: faltó Buenos Aires en la primera gira regional de Bourita


Por Hassan Achahbar

El ministro de asuntos exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, finaalizó el sábado una gira de cuatro días por cinco países de Latinoamérica, la primera desde que asumió la cartera hace ahora un poco más de dos años. Este primer periplo, que es de esperar no sea el único o el último tuvo, por su contenido político y resultados, una interesante etapa en Brasilia y una exitosa culminación en San Salvador.

“A partir de este día, El Salvador rompe relaciones diplomáticas con el Frente Polisario y ya no reconoce a la República Árabe Saharaui Democrática”, tuiteó el flamante presidente salvadoreño, Nayib Bukele, el 15 de junio, tras una fructífera audiencia concedida al canciller marroquí.

La ruptura de todos los contactos con el separatismo saharaui, así como el anuncio de la consolidación de relaciones con Marruecos, también fueron anunciados en conferencia de prensa en Casa Presidencial por el presidente Bukele.

Hay que destacar que el pasado 1° de junio El Salvador estrenó presidente, un hijo de migrantes palestinos, abriendo una nueva etapa en las relaciones internacionales de su país después de un largo periodo de dominación por la exguerilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

El viaje a Latinoamérica de Bourita, atractivo a todas luces, promete iniciar una nueva dinámica en las relaciones de Marruecos con el subcontinente y el Caribe, hasta ahora marcadas por su carácter político, a causa del conflicto del Sahara, más que por su contenido económico y cultural.

Luego de su paso por Santo domingo, Nasser Bourita se trasladó a Surinam, pequeño país sudamericano pero que, al Igual que República Dominicana, es miembro de la influyente Comunidad del Caribe (Caricom). También visitó Brasil y Chile, dos socios económicos e infalibles aliados políticos del Reino.

La visita a Brasil ha sido sin lugar a dudas la más acertada y la más interesante en razón del peso político y económico de este país y también porque el gigante sudamericano vuelve a marcar la pauta en su región tras una severa crisis política, social y económica en los años 2014-2016 que lo dejó apartado del escenario mundial.

También es de destacar que por primera vez en la historia, un judío de origen marroquí, Davi Alcolumbre, es elegido presidente del Congreso brasileño y es el tercero en la sucesión presidencial.

Además de Brasil, Nasser Bourita incluyó en su itinerario una etapa chilena. La visita a Santiago coincidió con el relevo al frente de la cancillería del país trasandino (Teodoro Ribera Neumann sucede a Roberto Ampuero, en el cargo desde marzo de 2018 hasta la fecha), pero el ministro marroquí tuvo el gusto de haber sido recibido en el Palacio de la Moneda por el presidente Sebastián Piñera.

Piñera es un infalible amigo de Marruecos y todavía resuena en el recuerdo la memorable frase suya que conmovió a la delegación marroquí por él recibida minutos antes de su primera investidura como jefe de Estado de Chile aquel 11 de marzo de 2010. “Vous pouvez compter sur moi” le había reiteradamente insistido al entonces presidente de la Cámara de los consejeros (Senado), Mohamed Cheikh Biadillah.

El liberal Piñera repitió en la presidencia el 11 de marzo de 2018, y tanto Él como la socialista Michelle Bachelet, su antecesora entre 2006-2010 y sucesora en 2014-2018, así como el también socialista Ricardo Lagos, mantuvieron una noble y admirable actitud y un sólido e inquebrantable apoyo político a Marruecos, pese a las fuertes presiones ejercidas en contra por el lobby argelino en el parlamento.

Pero hay que reconocer que Chile, el país de mayor número de acuerdos de libre comercio en la región, busca algo más que el aluvión de improductivas visitas políticas promovidas desde la embajada en Santiago. Las relaciones internacionales del país se caracterizan ante todo por el pragmatismo económico y por tanto, en Palacio de La Moneda, Bourita debió constatar y comprobar ese permanente y renovado “interés de Chile en avanzar en la cooperación económica y aumentar el flujo de intercambio de bienes y servicios con Marruecos”. 
En cambio, en el periplo de Bourita faltaron dos imprescindibles paradas las de Buenos Aires y México. Además es deseable que otras capitales de la región, en especial Asunción, Bogotá, Lima, y hasta Caracas, Belmopán, La Habana, La Paz, Montevideo y Quito, sean incluidas en futuras visitas  con el propósito de ir normalizando las relaciones del Reino con o el conjunto de los países del continente.

Argentina es un país clave en todas las decisiones a nivel continental. Y si bien es cierto que Bourita ya tuvo varios encuentros con su par argentino Jorge Faurie, no se entiende por qué se apartó de aquella sana tradición de realizar al menos una escala en Buenos Aires, tal como se acostumbraba desde el año 2000.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web