Tontos, pero del camello no se caen

Sahara: Cuba amaga con sacar a sus instructores del “país magrebí”


Por Hassan Achahbar

Cuba salió a pescar en el desierto reiterando su compromiso con la “República Saharaui” y de paso, acusa al gobierno norteamericano por ensañarse, dice, contra el “sentido humanista e internacionalista de las brigadas médicas” cubanas en el afán por “desacreditarlas con juicios y falsedades de todo tipo”.

“Médicos de Cuba en la RASD, componente esencial de la solidaridad”, es el título de un comunicado disfrazado de artículo de “opinión”, difundido el miércoles 15 por la agencia oficial Prensa Latina y endosado por el ministerio de relaciones exteriores de la isla caribeña (Minrex).

Es obvio que la intención primaria de este escrito no es bombardear con las quimeras de siempre al odiado vecino norteamericano. El propósito oculto del régimen de La Habana es censurar la ingratitud de Argelia que le niega asistencia petrolera en tiempos de penuria.

De hecho, este es el segundo artículo de “opinión” (los periodistas cubanos sólo opinan cuando son exigidos) que Prensa Latina dedica en una semana a la “labor” de la “brigada” médica-castrense enviada a Tinduf, Argelia. El nuevo escrito lleva la marca del supuesto autor de una nota anterior, difundida el 7 de abril, con otro sugestivo título: “Mensaje de aliento de médicos de Cuba desde el desierto argelino”.

El falso positivo de la cancillería cubana está redactado y presentado en forma y estilo que difícilmente encajan en la vetusta camisa de fuerza en la que habitualmente se expresa Prensa Latina Es más, cualquier mente mininamente avisada se da inmediatamente cuenta de que al exaltar la ayuda “humanista e internacionalista de las brigadas” cubanas, se pretende extorsionar a Argelia, recordándole los servicios que Cuba sigue, todavía, prestando a la virtual RASD.

“Ese desprendimiento desinteresado adquiere connotación especial con el apoyo de Cuba en los territorios del Sahara Occidental, vínculo surgido de manera oficial al reconocer La Habana como Estado independiente a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en 1980”, les susurra al oído a los Generales bonitos de Argel.

Es hora también de significarles a los malagradecidos argelinos que la “Brigada” (con mayúscula) cubana, que “brinda colaboración” en Tinduf “enfrenta allí los embates de la pandemia del SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, y aunque no interviene de manera directa, sí contribuye a la capacitación del personal y cuidado logístico” (de la guerilla polisarista).

El falso positivo de Minrex echa mano a los testimonios de un “analista político” local para quién Cuba plantea su solidaridad con el mundo “desde una nueva perspectiva de lucha y acción” y también cita a un “antropólogo saharaui” quien destaca el “invaluable apoyo de las misiones internacionalistas al país magrebí”, un apoyo que se concreta en la “formación de cuadros políticos y recursos humanos” en general.

Y esto no es todo. Una mirada en diagonal al falso positivo permite observar que el escrito de Prensa Latina por encargo del gobierno, encierra una amenaza de renunciar a la cooperación con “connotación especial” y “desinteresada” de Cuba, “estratégica” para los saharauis “tanto por su magnitud y permanencia como por el peso político que conlleva”.

Y en caso de que se les haya olvidado, La Habana les insiste a los argelinos que los primeros cubanos llegaron a “ese territorio” (Tinduf) en diciembre de 1977 y que “la vitalidad de esa solidaridad” cubana, “esencial” en el desarrollo de los nexos bilaterales, se mantiene vigente hoy con la presencia allí de 13 especialistas” (sólo seis permanecen en Tinduf, los demás son sacados y están de “vacaciones” en Cuba).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web