Medios: el acuerdo MAP-PL amenazado por el contubernio Argel-La Habana


Por Hassan Achahbar

La agencia nacional Maghreb Arabe Presse (MAP) firmó un convenio de cooperación con la estatal cubana Prensa Latina (PL) en el marco de la visita que el director de esta última, Luis Enrique González, realizó a Marruecos a mediados de febrero.

Información recogida de distintas fuentes en La Habana destaca que el convenio suscrito en Rabat, tiene por objetivo promover y desarrollar la cooperación bilateral en el campo del intercambio de noticias “para su distribución en medios locales de cada una de las partes”.

No es para herir sensibilidades, pero ojo, hay gato por liebre. En primera instancia, los contenidos de Prensa Latina no están destinados a consumo interno. Los “medios locales” cubanos tienen acceso a las noticias de PL sólo si éstas pasan la censura del Partido Comunista, el cual está confabulado con los intereses de Argelia.

¿Será éste el motivo por el cual la referencia a los “medios locales de cada una de las partes” ha sido omitida en el recorte difundido por el sitio web del ministerio cubano de relaciones exteriores el 18 de febrero?

Cabe preguntarse, por lo tanto, cuan sinceras son las intenciones de la parte cubana, siendo el convenio bilateral con MAP viciado en su forma y fondo al limitar la distribución de los intercambios exclusivamente a los “medios locales de cada una de las partes”.

Distinto ha sido, en cambio, el acuerdo de “consolidación” de la cooperación entre la misma agencia cubana y Algérie Presse Service (APS), rubricado el 31 de mayo de 2013 en Argel, que prevé un “amplio intercambio de información entre África y América Latina”.

Así está estipulado y así lo ha reiterado el ministro argelino de la comunicación en 2015, en ocasión de la firma de los anexos al acuerdo de 2013, resaltando “la importancia de que PL suministre información sobre Cuba y América Latina y APS transmita la realidad argelina y del Magreb”.

En tal contexto, no sería inoportuno imaginar la reacción de MAP si PL, siempre en colusión con los intereses de los gobernantes de Argelia, persiste en su tradicional bombardeo contra Marruecos con el tema de la “solidaridad” con la virtual “República saharaui” y en fabricar noticias y mensajes falsos para consumo latinoamericano y caribeño.

Sin duda, es difícil esquivar una respuesta franca a este supuesto, asumiendo que durante cuatro décadas, Argelia se sirvió de Prensa Latina para diseminar su propaganda en distintas regiones de Latinoamérica y el Caribe y que la primera meta del acuerdo de 2013 y sus dos anexos de 2015 es consolidar la cooperación en materia de distribución de contenidos propagandísticos y la fabricación de noticias contra Marruecos.

Acuérdese en este contexto, que el régimen cubano se opuso en dos oportunidades a la acreditación de un corresponsal designado por MAP en La Habana, en 2009 y 2017. ¿Insistiría MAP en enviar un corresponsal a La Habana? ¿Lo permitiría Cuba ahora que su agencia y MAP han firmado un acuerdo de cooperación? No lo veo tan simple teniendo en cuenta la posición oficial de La Habana con respecto a la integridad territorial de Marruecos y el contubernio con el régimen de argel.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia