Fin del recurrido

Sahara: se acerca el final de la aventura separatista


Por Hassan Achahbar

Cada día que pasa se hace más evidente el fin  de la aventura separatista saharaui. Y lo quieran o no los patrocinadores, se está acercando el final del recorrido . Grandes cambios generados por inercia interna o inducidos por presiones externas, están haciendo milla en los ánimos de los capos históricos de un Frente Polisario en estado vegetativo.

La mejor señal es la languidez de los dopados órganos de propaganda polisaria, apagados al igual que sus antenas repetidoras en el mundo. Hasta los medios cubanos, sus mejores supporters en Latinoamérica y del Caribe, lo están meditando. Solo queda la España franquista.

Es lógico. A los extremistas españoles de derecha e izquierda, les sobran motivos para no dejar caer la empresa. Pues, son ellos los que verdaderamente tejen y mueven los hilos de la trama saharaui. Y son ellos mismos los que, desde las catacumbas, todavía hoy, intentan reanimar el cadáver polisarista en los ámbitos peninsular y latinoamericano.   

Cómo no, si sus fascistoides políticos y mafias asociativas lucran, unos con las desgracias ajenas y otros fajándose de recaudaciones libres de impuestos, rifadas a lo largo de los años, en espacial en la feria anual “vacaciones en paz”, por cierto muy bien aprovechada para cosechar apoyos institucionales.

Pese a todo, el Polisario como “movimiento de liberación”, ha agotado su ciclo. La sucesión de crisis internas en los últimos meses ha evidenciado su colapso por lo que hoy, desde el árido desierto argelino, apenas llegan voces cacofónicas y algún lacónico discurso para consumo campamental.

Ante la sequedad de los bolsillos argelinos hasta los mejores abogados del diablo se han apartado. Sin causa, sin defensores y sin simpatizantes, resquebrajado y sangrando, el Polisario perdió la magia revolucionaria y muestra su verdadero rostro vampírico.

Es momento pues, de que renuncien sus capos, medio siglo alternando en los cargos, chupando de la teta humanitaria internacional y engordándose con el dinero mal habido a cuesta de las familias retenidas en los campamentos de Tinduf, Argelia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web