Falla la in-cubacion en Argelia

“Cuba en el Sahara”: TV Cubana


Por Hassan Achahbar

“Cuba en el Sahara” es un sugestivo titular con el que nos ha querido obsequiar esta semana, y también sorprender, el “Sistema Informativo” de Televisión Cubana. No es secreto para nadie que los cubanos han estado colaborando de diferentes formas con el Polisario desde 1980 y promoviendo el separatismo saharaui en América Latina y el Caribe.

Por tanto, a esa altura de los acontecimientos, importaría menos la rutina de una disminuida y ociosa brigada médica cubana en los campamentos de Tinduf. Hasta resultaría impertinente insistir en una obviedad como puede ser la presencia de “Cuba en el Sahara”.

No así, sin embargo, en lo que se refiere a la suerte que les esperaría a los más de 850 cooperantes destacados en el país magrebí y cuyos servicios humanitarios, solidarios y altruistas le aportan al erario castrista nada menos que 65 millones de euros por año.

De eso se trata en el fondo aunque públicamente no se habla, del futuro incierto de la cooperación médica cubana cada vez más costosa para una Argelia empobrecida y endeudada. Pero el servicio con servicio se paga y Cuba no está dispuesta a ceder.

De hecho, el referido titular de TV Cubana, condensado y directo, sirve de gancho para llamar la atención del socio argelino, paradójicamente distanciado de lo que venía siendo la excelencia en la colaboración entre los dos regímenes en todos los ámbitos.

La información difundida el 2 de junio, consta de una grabación gráfica y sonora y de un conciso y revelador comentario. No es una perlita más entre las muchas dedicas por los medios de la Isla al conflicto del Sahara. Eso dice: “hace más de 40 años que brigadas médicas cubanas contribuyen a salvar vidas en los campamentos de Tinduf, donde viven alrededor de 170.600 refugiados saharauis  desplazados de sus tierras por el gobierno marroquí en complicidad con Estados Unidos, España y Franca”.

No habo ninguna necesidad, pero en la grabación remetida a la televisora desde Tinduf, el Dr. Héctor Aurelio Méndez López, jefe de la brigada local, hizo de guía turístico, permitiéndose hasta saltar unas normas básicas de conducta, algo nada usual entre los cooperantes en Argelia y sobre todo en los campamentos del Polisario.

“Allá tenemos el hospital nacional mártir Bachir Saleh, hacia allá tenemos lo que es el cuerpo de guardia de emergencias y más al fondo la unidad quirúrgica del hospital”, dice la grabación, con la cámara apuntando desde la distancia hacia un espacio y horizonte casi virtual.

Para el relleno o para el disfrace, el Dr. Méndez López anota que “la brigada de 13 Cooperantes da asistencia en varias disciplinas y prepara a los primeros especialistas en Medicina General Integral que tendrá la República Árabe Saharaui Democrática”.

Agrega que los miembros de su equipo (seis de los trece declarados, porque casualmente siete están de “vacaciones” en Cuba) han sido capacitados para enfrentar a “la Covid” (en femenino), si bien no ha sido necesario intervenir dado que “por suerte, hasta ese momento no contamos con ningún caso reportado dentro de los campamentos”.

Eso mismo decía, el 13 de marzo, en pleno pico de la pandemia, el Dr. Reinaldo Menéndez García, jefe de la misión médica en Argelia. Es solo una forma de expresar. En realidad, a los internacionalistas cubanos les duele en el alma que Argelia les tenga en cuarentena, apartados de la lucha contra el coronavirus.

“Los 891 integrantes que cubren servicios en 47 áreas de salud del estado más extenso de África, se encuentran sanos y lejos de los casos de Covid-19 reportados hasta la fecha”, le dijo el Dr. Menéndez García al diario Granma, órgano del Partido Comunista. Que entienda quien quiera, pueda o deba.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia