El canal satilital iraní, un ejemplo

Marruecos: ¿por qué invertir en una prensa en español?


Por Hassan Achahbar

Alguna vez se le ha preguntado a un célebre escritor argelino por qué publicaba en francés si tanto odiaba a los franceses y éste respondió sin titubear: simplemente para que los franceses entiendan en su idioma me odio.

Quizás sea éste también el caso del porqué invertir en una prensa marroquí en español, siendo los españoles malos jugadores y habiendo en Marruecos cantidad ingente de medios públicos y privados de apreciable nivel informativo y editorial, en los idiomas de uso común en el país.

Tal vez la respuesta a este planteo resulte un tanto incómoda, dado que el español es sólo una herramienta y que, sí bien hay grupos españoles que se nutren de la carroña separatista saharaui, la retórica de los inquilinos de la Moncloa ha cambiado en los últimos lustros.

Por otro lado, más allá de los problemas históricos que existen entre España y Marruecos, el Reino necesita de una plataforma idiomática como herramienta vehicular que le facilita la llegada directa al continente latinoamericano cuyos pueblos, en lo general, se comunican en español.

Para ello, Marruecos debe contar con medios de calidad comunicacional en español para salir del fatalismo y superar con propiedad las adversidades de muchos años. Este recurso, salvo algunos destellos, no se ha aprovechado por la prensa oficial que pese a su experiencia pinta un cuadro pintoresco.

La clave será dar un paso al frente, sin complejos de ningún tipo, implicar en serio a los hispanistas, que los hay excelentes, y cortar con las vicisitudes de la mediocridad imperante en los medios oficiales, sostenida desde las dependencias gubernativas. Tal vez sea éste, el escollo más difícil a superar y tal vez hay que aprender de la empresa iraní HispanTV.

Marruecos está mejor posicionado que Irán y cuenta con suficiente experiencia y cuadros altamente cualificados como para dejar atrás el periodo de aprendizaje y salir a pelear sus derechos en Latinoamérica. Posee una larga tradición de medios informativos en español desde el periodo del protectorado y tiene potencial para potenciar medios existentes o desarrollar otros nuevos capaces de proponer un producto innovador y profesionalmente competitivo.

Por este motivo, Marruecos debe invertir más y mejor en una empresa comunicacional seria en vez de gastar en simples boletines sujetos a consideraciones oficialistas y limitados en su contenido, enfoque y línea editorial. Es de suponer que la experiencia adquirida desde el lanzamiento de “La Mañana del Sahara” le basta para declarar clausurado el periodo de aprendizaje.

La edición papel “La Mañana del Sahara”, copia apócrifa de “Le Matin du Sahara”, fracasó porque ha sido un capricho de su promotor con el objetivo de hacerle entender a Francia que por afuera de la francofonita sobraba espacio en el tablero informativo marroquí como para permitir otro jugador.

Éste, no debe ser el ejemplo. Tampoco sirven las demás experiencias clínicas, en especial los apéndices de los medios públicos y departamentos ministeriales, que ni de lejos se asoman al mercado latinoamericano, con el agravante de que no faltan quienes insisten en cobrar por su producto insustancial.

“Con baladíes no se defiende una causa”, escribí el 26 de septiembre de 2019. Debo añadir que tampoco alcanza con bladies. Se requiere mayor empeño y compromiso para enfrentar a los intereses hegemónicos que a Marruecos le siguen barrando la cancha en América Latina.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia