Sahara: Latinoamérica expectante ante la situación en el Guergarat


Por Hassan Achahbar

Pocos países de Latinoamérica se han pronunciado respecto a los acontecimientos acaecidos en los últimos días en El Guergarate, en el sur del Sahara marroquí, luego de un largo bloqueo de ese paso fronterizo con Mauritania por milicianos del separatista Frente Polisario.  

Uno de ellos, Brasil, informó este miércoles a través de un comunicado de Itamaraty, que “sigue con preocupación la evolución de los acontecimientos en la zona-tampón” y que “en aras de la paz y de la prosperidad en la región, Brasil espera que el tráfico y los flujos comerciales sean asegurados sin obstáculos en el paso de Guerguerate”.

“Al reiterar su apoyo al proceso en curso en el ámbito de las Naciones Unidas con miras a una solución justa y mutuamente aceptable para determinar el estatus final del territorio del Sáhara Occidental, el Gobierno brasileño rechaza el recurso a la violencia y aboga por que sea respetado el alto el fuego en vigor desde 1991”, agrega la fuente.

También Cuba se ha expresado, aunque en forma más discreta, por boca de su representante permanente ante Naciones Unidas en Nueva York, Pedro Pedroso Cuesta, durante una videoconferencia sobre la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana.

Cuba también ha reiterado su permanente apoyo a una solución justa y definitiva a la cuestión del Sahara Occidental, de conformidad con las resoluciones pertinentes de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, dijo el diplomático el domingo, sin referirse a los incidentes de El Guergarat.

Más prolija estuvo Venezuela al respecto, ratificando “su compromiso irrenunciable con la paz y la soberanía de todos los pueblos del mundo” y llamado al nombramiento de un nuevo enviado especial del SG de la ONU a la región.

En este sentido, el canciller Jorge Arreaza abogó, el viernes 13, en mensaje en Twitter, por del nombramiento de un nuevo enviado especial que pueda mediar entre las partes “para la pronta solución pacífica de sus conflictos”.

El mismo día, su departamento emitió un comunicado para subrayar que Venezuela “sigue con profunda preocupación los hechos suscitados el día de hoy, 13 de noviembre, en la zona del Guerguerat, extremo sur del Sahara Occidental en las fronteras con la República Islámica de Mauritania” entre el Polisario y Marruecos ‘con consecuencias lamentables para la paz y la estabilidad de la región”.

“Venezuela une su voz a los llamados de la Comunidad Internacional para la designación de un nuevo enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental”, reitera el comunicado, confiando que tal nombramiento “abrirá los espacios necesarios para la diplomacia y el acercamiento entre las partes”.

También reitera el apoyo de Caracas a los esfuerzos del SG de la ONU para dar cumplimiento a los mandatos establecidos en las resoluciones emanadas del Consejo de Seguridad “respecto a la organización y supervisión de un Referéndum para el Sahara Occidental, por las Naciones Unidas y la Unión Africana”.

En el mismo sentido, pero en términos menos diplomáticos, se expidió el “Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos”, entidad de recién creación, dependiente de la propia cancillería venezolana.

La dependencia manifiesta “su preocupación ante la escalada de agresiones por parte del Reino de Marruecos contra el pueblo de la República Árabe Saharaui Democrática” y considera “indispensable que todas las partes retomen el camino del diálogo y de negociación hacia una paz construida sobre el respeto a los derechos del pueblo saharaui”.

“La reciente presencia militar ilegal y la represión a manifestantes pacíficos en la franja de Guerguerat constituyen una violación del Acuerdo Militar N.° 1 y han conducido a enfrentamientos que pudieran poner fin al alto al fuego e iniciar un nuevo conflicto militar”, agrega.

Por otro lado, el Instituto considera “fundamental” que la ONU tome “las medidas oportunas, como el nombramiento de un/a enviado/a especial para el Sahara Occidental, a fin de garantizar la paz en la región” y “ponga en marcha los mecanismos necesarios para que el pueblo saharaui ejerza libremente su autodeterminación y la soberanía sobre su territorio, sin amenazas externas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia