Marruecos inaugura una mezquita en la zona de "guerra"

Sahara: lectura en un reportaje de “guerra de relatos”


Por Hassan Achahbar

El portal del diario argentino “Infobae” reprodujo, el 16 de noviembre, un entretenido “relato” dedicado por la agencia EFE, ese mismo día, a la “batalla del relato” sobre la actual situación de ni guerra ni paz en el sur del Sahara.

La agencia española remarca que lo que sucede en el “frente de combate” resulta escurridizo, pues las versiones que los contendientes (oficiales o cibernéticos) ofrecen, “no presentan casi puntos de coincidencia”.

“En el Sáhara, la batalla es la del relato”, es el título de la entretenida nota periodística que resalta, además, que el silencio de la Misión desplegada por Naciones Unidas en el Sáhara (Minurso) tampoco ayuda a contrastar lo que unos y otros afirman.

Javier Otazu, autor de la crónica, no se aleja de la realidad cuando asegura que “en una batalla por el relato del siglo XXI”, “basta con tener un teléfono celular” para que cualquier se arrogue “el derecho a opinar o atacar”.

Por lo pronto, el autor de la nota duda de si esa “batalla por el relato” que se libra desde el pasado viernes 13 por las redes sociales “merece el nombre de guerra”, ya que “lo que se dirime no son hechos de armas”.

Apunta el autor que en esta contienda solo el Frente Polisario (el separatismo saharaui) emite “partes de guerra”, mientras Marruecos minimiza los hechos al punto de calificarlos de meros hostigamientos o provocaciones.

Solo una cuenta de Facebook, “FAR-Maroc”, rebate de tanto en tanto las declaraciones del Polisario, siempre en el sentido de menospreciar los ataques, calificándolos de “bengalas mediáticas”.

Marruecos ni siquiera ha reconocido que está roto el alto el fuego vigente desde 1991 e insiste en que, hasta el momento, sus militares no han hecho sino responder a las provocaciones y no ha mencionado ni una sola víctima.

Desde el otro lado, el Polisario afirma a diario, causar bajas al “enemigo, algo difícil de creer salvo que muestren el cadáver o aparezca un féretro”, asegura la fuente, haciendo constar que hasta ahora, no se ha visto un solo ataúd, ni siquiera heridos, de un bando como del otro.

“Y mientras el relato toma direcciones contrapuestas en la parte oficial, las redes sociales arden” y son numerosas las cuentas que, con perfiles reales o refugiándose en el anonimato, ‘particularmente desde España”, agitan esta “guerra cibernética”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web