Guyana último país que le saca la tarjeta roja a la virtual República saharaui

Sahara: flaco servicio rinde a Argelia su apoderado en Latinoamérica


Por Hassan Achahbar

Pablo de la Vega, activista profesional ecuatoriano y apoderado de Argelia, armó una falsa lista sábana de adhesiones a un simulacro de comunicado suyo en apoyo al separatismo saharaui en América Latina y el Caribe.

Según el embustero activista, integran dicha lista, difundida el 15 de noviembre, “un centenar y medio” de organizaciones y personalidades supuestamente solidarias con el “pueblo saharaui”, incluidos personajes de fábula y entidades de membrete.

En el comunicado adjunto, el ecuatoriano afirma que todos estos grupos e individuos expresan su preocupación ante los recientes acontecimientos ocurridos en la zona de Guerguerat, sur del Sahara, donde “las Fuerzas Militares marroquíes llevaron a cabo un brutal ataque el viernes 13 a decenas de manifestantes civiles saharauis”.

Hace tiempo que el activista a sueldo guardaba bajo llave su lista de los “solidarios” que, ahora brinda y publicita como nueva, sin pararse siquiera a averiguar si los involucrados no se bajaron o ya no son de este mundo.

De la V. jugó sucio y terminó enredándose en sus cuerdas. Se equivocó al buscar tribuna en la agencia española EFE en Quito, la cual accedió a difundir sus alardes, pero remató con una constancia lapidaria para sus pretensiones.

Una veintena de países de la región reconocieron la RASD, recordó el medio español, alertando que “muchos de los cuales cancelaron o congelaron después sus relaciones”.

De la V. solo quería tribuna y no se esperaba a esta anotación. Argelia sabe ahora que sus jinetes del apocalipsis no volvderán a cabalgar por tierras latinoamericanas, aunque todavía tiene amarrados a cuantos Estados parias en la región como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Lo cierto es que, en Latinoamérica y el Caribe, casi nadie da bola a los defendidos de De la V. El pasado fin de semana, la República Cooperativa de Guyana, rompió con el separatismo saharaui. Es la última de una larga lista de países latinoamericanos y caribeños que le han sacado la tarjeta roja a la virtual República saharaui.

Guyana, país sudamericano y caribeño, le retiró el reconocimiento a la ficción saharaui al darse cuenta de que el ente autoproclamado en Argelia en 1976 no reúne los requisitos fundamentales para ser declarado Estado independiente.

De la V. puede seguir clamando en nombre de su ficticio “movimiento internacional de solidaridad” y exhibiendo el “centenar y medio de personalidades y asociaciones de la sociedad civil” de apoyo al separatismo saharaui. Pero se acabó la magia y también el juego.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web