Cuba grita “patria y vida” en oposición a la consigna castrista “patria o muerte”


Por Hassan Achahbar

Cuba deberá iniciar una nueva era de su historia “revolucionaria” en medio de las protestas de los jóvenes y por primera vez, sin la participación de los Castro. Mientras, la consigna es estar atentos a lo que ocurra en el VIII Congreso del PCC, el primero desde la muerte de Fidel Castro en 2016 y de la adopción de una nueva constitución en abril de 2019. El país está a la expectativa de si, por fin, se abre una etapa de cambios reales en las altas esferas del poder.  

El VIII Congreso partidrio se celebrará del 16 y 19 de abril en medio de la pandemia del Covid-19 y de la peor crisis económica desde la caída del Muro de Berlín en 1989. En el conclave, se espera que las generaciones nacidas después de 1959 asumirán importantes roles.

Sin embargo, todas las apuestas siguen abiertas. El general Castro anunció que cederá el puesto de primer Secretario del partido al presidente Miguel Díaz-Canel. Pero desde los círculos opositores cubanos en Estados Unidos, se advierte que en la puja está otro uniformado, el general Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, señalado como “zar del emporio militar Gaesa”.

“La poca economía estatal que funciona quedó bajo el control del Grupo de Administración Empresarial S.A (Gaesa), que con unas 322 empresas genera alrededor del 89% de las exportaciones; el 59% de las ganancias del turismo; el 24% de los ingresos de los servicios; el 60% de las transacciones de divisas y el 66% de las ventas en las monedas de valor internacional; grupo empresarial que no rinde cuentas de sus gestiones financieras ante la Contraloría de la República”, escribió el periodista exiliado, Dimas Castellanos, en DiariodeCuba.

El también periodista y analista económico, Roberto Álvarez Quiñones, sostiene que “la máxima instancia de poder no es el Buró Político del PCC ni su primer Secretario, sino un grupo de militares que conforman una mafia que no da la cara al pueblo, actúa tras bambalinas y no rinde cuentas a nadie”. 

Álvarez Quiñones, experiodista del diario Granma, órgano oficial del PCC, da poco crédito a las designaciones del Congreso del PCC, afirmando que el nuevo primer Secretario del partido no será el “hombre fuerte” porque “el poder en Cuba lo tiene la mafia militar. Según este veterano periodista, Raúl Castro “amarrará muy bien todos los cabos” para evitar que un Gorbachov cubano eche abajo “el capitalismo militar cooperativo de Estado de corte fascista”.

El dilema de Cuba y del PCC es que el presidente Miguel Díaz-Canel eligió como eslogan “Somos continuidad” cuando, en opinión de Dimas Castellanos, “Cuba no requiere de continuidad, sino de progreso, algo imposible sin los cambios estructurales.

En el mismo sentido se expresa el escritor y periodista Carlos Alberto Montaner, quien afirma que la nueva generación de cubanos ya no quiere optar por el slogan revolucionario “patria o muerte” y se siente más atraída por la nueva propuesta “patria y vida”.

“Patria y vida” es una canción compuesta en el exilio para convertirse desde el pasado mes de febrero en himno de la juventud cubana: “No más mentiras. El pueblo pide libertad, no más doctrinas. Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida. Y empezar a construir lo que soñamos. Lo que destruyeron con sus manos”, cantan los artistas antisistema.

El estribillo lanza un mensaje de cambio: “Ya se acabó, sesenta años trancando el dominó. Ya ustedes están sobrando, ya no les queda nada, ya se van bajando. El pueblo se cansó de estar aguantando. Un nuevo amanecer estamos esperando”, le cantan al régimen impuesto a los cubanos desde 1959.

“Los cubanos están cansados de que los convoquen inútilmente al sacrificio” y demandan respuestas concretas a sus problemas cotidianos, sostiene Carlos Alberto Montaner.

Por tanto, ante los reclamos, se espera que el equipo que emergerá del VIII Congreso impulse una reforma política “para gestionar con efectividad las tensiones que se manifiestan en la sociedad” cubana, señala Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, en Washington.

En su opinión, la nueva generación de gobernantes tendrá como tarea pendiente la de construirse una “legitimidad, que solo podrá emanar de un proyecto político propio, que traiga prosperidad económica con justicia social para Cuba”. 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia