Sahara: presentación del canciller peruano ante la Comisión de relaciones exteriores del Congreso.

Sahara: el canciller peruano intenta justificar lo injustificable


Pofr Hassan Achahabr

El ministro peruano de relaciones exteriores, Óscar Maúrtua, se presentó el lunes ante la Comisión de relaciones exteriores del Congreso de la República, para informar sobre la reciente decisión del ejecutivo de restablecer relaciones diplomáticas con la autoproclamada República Saharaui (RASD).

Al concluir el debate, el presidente de la Comisión, el congresista Ernesto Bustamante, de Fuerza Popular (oposición), informó que se remitirá al canciller Maúrtua varias de las repreguntas que formularon algunos congresistas respecto al por qué el actual Gobierno ha decidido restablecer relaciones con la RASD.

Será, dijo Bustamante, a través de un documento público que será elaborado por un grupo multipartidario, integrado por los congresistas Jorge Morante Figari, de Fuerza Popular; Adriana Tudela, de Avanza País; Edgar Málaga Trillo, de Partido Morado-Somos Perú, y Juan Carlos Lizarzaburu, de Fuerza Popular.

En nota, difundida en la noche del lunes por el servicio de prensa del Palacio de Torre Tagle, se menciona que la decisión del ejecutivo peruano “responde a la histórica trayectoria del Perú como país de tradición democrática y de pleno respeto por el derecho internacional, sus principios y fuentes” y todo lo que sigue han sido puras conjeturas y divagaciones de un gobierno preso en las redes de su ala izquierdista en un intento de justificar lo injustificable.

El Perú “ha actuado sobre la firme postura de observancia al derecho a la libre determinación de los pueblos, así como en base a la opinión de la Corte Internacional de Justicia de 1975”, expresa la nota de prensa del ministerio, agregando que “el Perú respalda las negociaciones directas bajo los auspicios del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas”.

Según Maúrtua, con la decisión del ejecutivo peruano, se reconoce la paridad de condiciones entre los dos actores involucrados en el proceso de diálogo que tiene lugar en el marco de la ONU, con miras al logro de una solución política, negociada, justa y en consonancia con el Derecho Internacional.

En la versión difundida por la Comisión de exteriores del Congreso, al concluir la presentación del ministro, también se señala que el canciller reflejó que la decisión se enmarca en el ejercicio de una “diplomacia nacional, democrática, social y descentralizada. En consecuencia, el Perú ha apoyado y seguirá apoyando el proceso de descolonización de la ONU”.

Expresó que el Perú ha “apoyado y seguirá apoyando el proceso de descolonización de la ONU” y que el país andino “respalda las negociaciones directas, de buena fe y sin condiciones previas, bajo los auspicios del secretario general de las Naciones Unidas. La RASD ha sido reconocida por 80 países”. También especuló que la decisión del actual Gobierno para restablecer las relaciones diplomáticas con RASD “no supone ninguna modificación de la antigua relación con el Reino de Marruecos, la que continuará siendo constructiva”.

El ministro ha sido convocado por el presidente de la Comisión parlamentaria “bajo la modalidad presencial”. Durante el debate, le correspondió al titular de la Comisión recordarle al ministro que Naciones Unidas no reconoce a la RASD y que, si en el 2000 había tantos países que restablecieron las relaciones diplomáticas con ese ente, “hoy solo son 29 naciones”.

También cuestionaron al ministro los congresistas Juan Carlos Lizarzaburu, de Fuerza Popular, quien apeló a ser más estratégicos “porque, aseguró, nos puede traer consecuencias graves con el Reino de Marruecos” y Adriana Tudela, de Avanza País, que l preguntó por los criterios que han primado para que el Perú tenga relaciones diplomáticas con RASD “que tiene diversos procesos por genocidio y violación de los derechos humanos. No hay argumentos para considerar a RASD como un Estado”.

En el debate intervino, además, la congresista Sigrid Bazán, de la coalición de izquierda Juntos por el Perú (a pesar que no forma parte de la Comisión de exteriores), para apoyar la decisión del ejecutivo, indicando que corresponde al presidente de la República dirigir la política exterior y anunció que solicitará la conformación de una liga (grupo) de amistad Perú-RASD.

La otra interrogante por la cual fue convocado el canciller Maúrtua está referida a las declaraciones del presidente del Consejo de ministros, Guido Bellido, quien declaró la expulsión del Perú de la DEA (Drug Enforcement Administration) y el rompimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Al respecto, en nombre del Premier Bellido, el canciller se retractó, atribuyendo dichas declaraciones al fulgor de la campaña electoral. Prueba de las excelentes relaciones entre Perú y Estados Unidos, explicó Maúrtua, fue cuando el pasado 10 de agosto Guido Bellido recibió en su despacho a la embajadora norteamericana Lisa Kenna. Naturalmente, lo que vale para unos no vale para otros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia