El abrazo entre los jefes del Polisario y del Hizbola

Sahara: riesgo de que Irán avance sus líneas a la frontera de Argelia con Marruecos


Por Hassan Achahbar

En análisis publicado el 17 de septiembre, el politólogo marroquí Mustapha Tossa subraya el contubernio entre Argelia e Irán, el apoyo de ambas dictaduras al terrorismo del Frente Polisario y la “excesiva benevolencia” de la que goza el separatismo saharaui ante el gobierno de Teherán al punto de poner en jaque la paz y la seguridad en todo el Norte de África.

Es de subrayar que el régimen neo-sasánida de los Ayatolas desarrolla una guerra de subversión, con intensidades variadas según los frentes, especialmente a partir de los países de la Media Luna dibujada alrededor de la península arábiga, desde el Líbano hasta Yemen, pasando por Siria e Irak.

El régimen persa ha logrado marcar territorio en América Latina con su presencia efectiva en distintas regiones del subcontinente, donde ha desplegado sus Jinetes del Apocalipsis, primero en Argentina y Venezuela, y luego en pequeñas naciones de Centro y Sudamérica, todas corroídas por el castro-chavismo.

La afirmación de Mustapha Tossa, indudablemente, tiene mayor asidero si se toma en cuenta el hecho de que coincide con la revelación según la cual Irán entrena en su base de Kashan, al norte de Isfahán, a “ejércitos terroristas” organizados al uso de vehículos aéreos no tripulados (drones) “con un alcance de miles de kilómetros”.

La denuncia, hecha por el ministro israelí de defensa, Beny Gantz, y de la que hicieron eco los medios internacionales el 12 de septiembre, dará mucho de qué hablar conforme se revelen más detalles sobre la misma, sobre todo si se averigua que entre los referidos “ejércitos terroristas” organizados se incluyen las milicias del Polisario que Irán apoya a través del movimiento libanés Hezbolá.

Es de subrayar que, en África, los persas llevan años intentando dar el gran asalto, pero siempre se han topado con la fortaleza de Marruecos, país que los neo-sasánidas han puesto en su diana como el gran adversario a vencer y para ello, buscan la complicidad del militarismo argelino.

Habida cuenta de los vínculos, reiteradamente denunciados, entre el Hezbolá y la guerrilla del Frente Polisario, existe el riesgo de ver Irán avanzar sus líneas de confrontación abierta a la frontera occidental de Argelia, implicándose en el conflicto del Sahara.

Se recuerda que el Departamento de Estado de Estados Unidos ha alertado, en mayo de 2017, contra las pretensiones de Irán de expandir sus actividades subversivas al Norte de África, y que, en ese mismo año 2017, el opositor Muhammad Majid Al-Ahwazi ha advertido contra la perversa política persa para el continente africano y la furibunda campaña de Teherán contra el Reino de Marruecos.

Al-Ahwazi ha enfatizado la frustración que se siente en Teherán frente a Marruecos, sea en escenarios de Oriente Medio o del continente africano, ya que los persas son celosos del liderazgo del Reino visto como un obstáculo ante sus planes para África, debido a la existencia de numerosos factores culturales e históricos comunes a Marruecos y a sus socios, algo de que carece el régimen iraní.

El autor del análisis ha resaltado que estos lazos culturales e históricos, potenciados gracias al liderazgo del Rey Mohammed VI y a la política continental de Rabat, constituyen una fortaleza inexpugnable ante el expansionismo chiita en África y es, precisamente, lo que enfurece y excita el resentimiento de los Ayatolas y de sus generales de la Guardia Revolucionaria.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia