Mirtha Vázquez, presidenta del Consejo de Ministros

Marruecos-Perú: un voto de confianza para la Premier Mirtha Vázquez


Por Hassan Achahbar

Perú cuenta, a partir del 6 de octubre, con un nuevo Gobierno de izquierda moderada, presidido por la Premier Mirtha Vázquez, sustituyendo en el cargo al renunciante Guido Bellido, un polémico y controvertido personaje de izquierda radical, que respondía primero ante el marxista-chavista Vladimir Cerrón, presidente del partido gobernante “Perú Libre”, antes que ante el jefe del Estado, Pedro Castillo.

Hoy, porque en Lima soplan aires de serenidad y cordura, y porque viendo al jefe del Estado decidido a reencarrilar su política en general, tras los dos primeros meses de un mandato accidentado, marcado por la indefinición política y la zozobra económica, se solicita un voto de confianza para la nueva presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vázquez.

“Tenemos una concepción más clara de lo que es la empresa privada después de que hemos salido al exterior”, dijo el presidente al dirigirse al sector productivo de su país, luego de su participación, el pasado septiembre en Nueva York, de la apertura del 76° periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU y de sus contactos con autoridades y grupos empresariales de Estados Unidos.

El cambio con grandes matices, pero esperanzador, confirmado por el propio presidente Castillo y la moderación de la Premier Vázquez, merecen ese voto de confianza para enderezar el rumbo de la política exterior del país y subsanar el grave daño causado a las relaciones con Marruecos a través de la injusta decisión tomada el 8 de septiembre por el canciller Óscar Maúrtua.

Pedro Castillo ya dio la pauta al dirigirse al sector productivo de su país, procurando transmitir un mensaje de tranquilidad y, aunque no habló de la política exterior, la clave para el cambio anunciado está contenido en su afirmación de que “si ha habido algunos exabruptos de parte del (ex) Premier (Guido Bellido) u otras personas, los hemos corregido ya”.

Es probable que, a pesar de no sentirse el peso de Vladimir Cerrón y de su títere Guido Bellido, el error hecho a las relaciones con Marruecos no será subsanado mientras Óscar Maúrtua siga de titular del Palacio de Torre Tagle. Este diplomático perdió la compostura, cuando presionado, accedió a la demanda de la ultra izquierda de reanudar relaciones con un ente virtual, la autoproclamada República saharaui.

Pero, aún en ese supuesto, sería sensato que el presidente Castillo y la Premier Vázquez no autorizarían un posible pedido de apertura en Lima de una “representación diplomática” de la presunta República saharaui. Dependerá, en parte, de la gestión diplomática marroquí.   

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia