El enviado especial de la ONU con el canciller español en Madrid el 21 de enero

Sahara: despertando el diablo cubano


Por Hassan Achahbar

El sábado 22, la agencia cubana Prensa Latina (PL) volvió a meter la pata, esta vez, informando mal sobre la gira del enviado personal del secretario general de la ONU para el Sahara, Staffan de Mistura. Además del aberrante retraso informativo, que refleja falta de deontología profesional y de oficio, PL sostiene que “el diplomático tiene programado reunirse con el equipo negociador del Frente Polisario y altos cargos en el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática y después trasladarse a Argelia y Mauritania”.

Por si la agencia cubana no se ha enterado aun, el día en que publicó su cable, fechado el 22 de enero en Argel y citando una “fuente oficial aquí”, el diplomático italo-sueco ya había finalizado su gira regional de una semana, en un estricto orden cronológico por Marruecos, los campamentos del Frente Polisario, Mauritania, Argelia, ademas de una quinta etapa en España.

“Despertando al diablo”, canta Leandro Kalén. En el caso que nos ocupa, parece que al diablo cubano lo he despertado yo. El monstruo llevaba dormido desde el pasado 14 de diciembre, fecha en que dedicó su anterior noticia al “Sahara Occidental”.

De hecho, unas horas antes de esa asombrosa salida informativa, reflexioné acerca del sospechoso silencio de la agencia cubana que ha dejado repentinamente de hablar del “Sahara Occidental”, circunstancia que relacioné con la llegada a La Habana de un nuevo embajador de Marruecos. El silencio de las últimas semanas puede estar relacionado con la llegada a La Habana del nuevo embajador del Reino, Hicham El Aloui. Quizás, una forma de dar la bienvenida al diplomático antes de volver a la carga, escribí el 21 de enero.

El cable de la agencia PL del 22 de enero da pie para recordar que el régimen castrista no es de fiar y del mismo modo permite insistir en que con ese régimen no hay que llamarse a engaño. La experiencia de años anteriores nos ha enseñado que, tarde o temprano, el órgano de propaganda castrista reaparecerá con su acostumbrado entusiasmo de oficiar de vocero de la Junta militar argelina.

Desde 2015, vengo denunciando esa repugnante práctica mediática de la agencia castrista que insiste, una y otra vez, en nutrirse del fraude informativo, poniendo el acento en aquellos aspectos que resaltan la imagen de Argelia, al tiempo que incide y reincide en lo negativo para Marruecos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia